¿Te has planteado alguna vez cuál es la labor de un asesor de energía? Si estás pensando en pasarte a las energía renovables y quieres elegir la mejor opción para sacar el máximo partido, hoy queremos hablarte de la figura de un profesional que te puede ayudar mucho: el asesor energético.

 

¿Cómo te puede ayudar un asesor energético?

Este tipo de profesional se encarga de asesorarte para que utilices de forma adecuada la energía necesaria para cubrir tus necesidades. Así, optimiza los procesos de transformación energética para conseguir la mayor eficiencia.

Para ser asesor energético, es necesario tener conocimientos relacionados con el proceso de generación, transformación y utilización de la energía, por eso queremos hablar de forma más detallada de los conocimientos que tiene que tener para los distintos tipos de energía.

 

Conocimientos que tiene que tener el asesor energético

Energías renovables

El conocimiento de las distintas fuentes renovables, su aplicación y su gestión es muy importante a la hora de hacer una estrategia energética para organizaciones o edificios. Cada una de las fuentes renovables se puede adaptar mejor a uno u otros proceso, o puede ser necesaria su combinación con fuentes convencionales.

Transformaciones energéticas

Las fuentes de energía no se suelen utilizar de forma directa, sino que se hacen transformaciones en las que se obtienen energías en forma mecánica, química o eléctrica y se utilizan en distintos procesos o equipos. Por eso, es necesario conocer estos procesos para optimizarlos, reduciendo las pérdidas para lograr rendimientos adecuados.

Eficiencia energética

La eficiencia energética es uno de los objetivos fundamentales de cualquier organización. Conseguir un consumo reducido de energía se ha convertido en una necesidad por los entornos altamente competitivos y la escasez de recursos energéticos. Además están los objetivos supranacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que hacen que la búsqueda de la eficiencia se haya convertido en un eje fundamental de las políticas energéticas.

Por eso, es necesario conocer las diferentes normativas y las etiquetas, que permiten comparar la eficiencia de sistemas similares.

Hoy en día, muchas empresas y organizaciones necesitan al asesor energético para conseguir mejores ratios de rentabilidad, eligiendo combustibles más adecuados, diseño de los procesos de transformación más eficientes y la adopción de medidas de ahorro energético.

 

Del asesor energético a las empresas de servicios

En ocasiones hay que dar un paso más, y el asesor energético no solo proporciona información o asesoramiento especializado en materia energética, sino que además se ocupa de generar y proporcionar la energía necesaria para sus clientes. Son las llamadas ESES o empresas de servicios energéticos.

Podemos poner el ejemplo de un centro hospitalario que cuenta con instalaciones de lavado de ropa blanca, esterilización de equipos y calefacción. Una empresa de servicios energéticos puede determinar cuál es el combustible o la fuente energética que mejor se adapta a las necesidades planteadas y también instalará los distintos equipos necesarios para la obtención del agua caliente y del vapor a alta presión, encargándose también de la gestión y mantenimiento de todos los equipos y suministrando al hospital el agua y el vapor necesario a cambio de un precio.

 

La importancia de la auditoría energética

Para poder mejorar cualquier proceso tecnológico o empresarial debemos conocer en profundidad la actividad de la organización.

El Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, que hace alusión a la  eficiencia energética y a las auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía, propone una definición de auditoría energética que nos ha gustado mucho:

“Todo procedimiento sistemático destinado a obtener conocimientos adecuados del perfil de consumo de energía existente de un edificio o grupo de edificios, de una instalación u operación industrial o comercial, o de un servicio privado o público, así como para determinar y cuantificar las posibilidades de ahorro de energía a un coste eficiente e informar al respecto.”

Por eso, lo primero en la mejora en la utilización de la energía y el incremento de la mejora de la eficiencia es hacer una auditoría energética específica para la que suelen existir líneas de financiación preferente y hasta subvenciones de distintas administraciones públicas.
¿Te animas a contar con un asesor energético para sacar todo el rendimiento a tu empresa?

 




New Call-to-action