La red de gas natural convencional, usando sistemas de gasoductos, es cada vez más amplia y abastece puntos más remotos del territorio nacional, pero, pese a ello, sigue sin alcanzar todas las zonas.

Además de la imposibilidad de hacerlo por cuestiones logísticas, el elevado coste de aumentar mucho la red de distribución de gas haría inviable que pueda sostenerse económicamente.

 

La opción del gas natural licuado (GNL)

El gas natural licuado es la solución para abastecer, de forma segura, práctica y eficiente, cualquier zona donde no llega la red de gas natural convencional.

En una planta de gas natural licuado, el suministro se realiza mediante camiones u otras formas de transporte, hasta la ubicación de planta. En esta planta se instalan unos depósitos de almacenamiento, un sistema de regasificación y todos los sistemas de seguridad, medición y supervisión necesarios. Posteriormente, el gas natural ya en forma gaseosa (y por lo tanto adecuado para el uso final) se distribuye al punto de consumo, que puede ser una industria, edificio, hotel…la flexibilidad es máxima.

 

Las ventajas del gas natural licuado

Con el uso del gas natural es posible mejorar el desempeño económico, pero también ambiental de cualquier empresa frente al uso de otros combustibles tradicionales.

Las ventajas del uso del gas natural licuado pueden resumirse en todos estos puntos:

  • Requiere de poca superficie de instalación y garantiza un acceso prácticamente universal:

Además de ofrecer todas las ventajas que proporciona el uso del gas natural (bajas emisiones de gases de efecto invernadero, bajo coste, alta eficiencia en la combustión), al tratarse de un producto licuado, ocupa poco volumen en comparación con un gas convencional. El suministro en modalidad licuada además permite disponer de gas natural allí donde no hay red de distribución.

  • Cuenta con garantía de suministro:

Lo sistemas de supervisión y control de la instalación miden en todo momento el gas disponible en la instalación, lo que permite definir una estrategia logística adecuada para garantizar el suministro eficiente y adecuado de energía. No es necesario preocuparse de estar pendiente de rellenar los tanques, como en sistemas de gasóleo, o de controlar su nivel.

  • El pago es sólo por la energía consumida:

A diferencia de la conexión a una red de distribución, que implica un coste de acceso a la red, en el caso de un sistema de gas natural licuado sólo paga por la energía que consume, sin cuotas fijas ni cuotas de alquiler. Esto supone una gran ventaja para empresas que, por ejemplo, posean una producción o consumo muy estacional, evitando costes fijos durante todo el año.

  • La localización no está reñida con el ahorro y la eficiencia:

A la hora de elegir un nuevo emplazamiento para la industria, o en el caso de que ya esté instalada, estar lejos de la red de gas natural no supone una pérdida de competitividad o un inconveniente ya que no necesita estar cerca de la red de suministro.

  • Combustible limpio, seguro y eficiente:

El gas natural, frente a otros combustibles convencionales, especialmente gaseosos (propano, butano) es una energía limpia y segura, menos peligrosa que otros combustibles más utilizados habitualmente. Además, es más respetuoso con el medio ambiente.

  • La alternativa de menor coste:

En el caso del gas natural, el coste por kWh es sustancialmente menor que el del gasóleo, el propano y el fuel. Es una alternativa que permite ahorrar.

  • Es una solución ambiental:

El uso del gas natural es clave para que la empresa pueda cumplir sus compromisos medioambientales y reducir sustancialmente sus emisiones de gases de efecto invernadero y otros gases contaminantes. Su uso es promovido por el Protocolo de Kioto, al ser el hidrocarburo que más se ajusta a sus previsiones, en la lucha contra el cambio climático.

 

La solución Opción GNL

Para las empresas que deseen contar con una instalación de gas natural licuado, la inversión inicial ya no tiene por qué ser una barrera, ya que Gas Natural Fenosa ofrece su solución Opción GNL.

Opción GNL permite que cualquier empresa pueda acceder a un suministro de gas natural usando gas natural licuado, contando con evidentes ventajas en comparación con cualquier otro combustible tradicional.

Con este servicio, podrás contar con una solución que permite:

  • Suministro todo en uno, con abastecimiento continuo de combustible y sin tener que preocuparse de nada.
  • Incluye un sistema de telegestión integral, lo que garantiza un servicio continuo, sin problemas y garantizado.
  • La energía más limpia en comparación con otros combustibles.
  • Ahorro económico de un 35% frente a otros combustibles.
  • Sin inversión inicial: la instalación se amortizará mediante una cuota anual.
  • Pago por la energía realmente consumida.

 

Si tu empresa no está cerca de la red de suministro de gas natural ya es historia que no puedas disfrutar de sus ventajas. Contacta lo antes posible con Gas Natural Fenosa y comienza cuanto antes a gestionar tu nueva planta de gas natural licuado.

 

Guía de Calderas