Hoy nos gustaría hablarte de las obras que permiten la mejora de la accesibilidad en edificios de vecinos, por si quieres conocer más sobre este tipo de acondicionamiento y qué puede aportar al edificio.

Ten en cuenta que los edificios de cierta antigüedad no siempre están preparados para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida, y que en ocasiones el acceso al portal o a las zonas comunes de algunos de ellos se convierte en una tarea imposible, sobre todo cuando el usuario lo hace sobre una silla de ruedas o con unas simples muletas.

 

¿Cómo se mejora la accesibilidad?

La construcción de rampas o la instalación de salvaescaleras en portales y entradas, e incluso la instalación de ascensores en las cajas de escalera o patios de los edificios, pueden llegar a mejorar la accesibilidad de forma importante y la calidad de vida de los habitantes.

Además, en muchas localidades y comunidades autónomas este tipo de infraestructuras cuentan con ayudas y subvenciones específicas, que van a depender de la existencia de vecinos con alguna minusvalía o con una cierta edad y de sus necesidades específicas.

 

 Otras obras de rehabilitación para la mejora de la accesibilidad

La decisión de llevar a cabo obras de reforma y rehabilitación, tanto en una vivienda unifamiliar como en edificios comunitarios, suele ser difícil y requiere que todos o la mayoría se pongan de acuerdo.

Una vez que se acuerda y que empieza la obra, se suele aprovechar para poner en marcha otros trabajos que también tengan incidencia en la seguridad de utilización de las zonas comunes y en la accesibilidad.

 

¿Qué obras se suelen hacer para mejorar la accesibilidad?: Instalación de ascensores

Los portales y zonas de entrada son la primera visión de un edificio, después de la fachada, y es importante dotarlos de personalidad y una adecuada accesibilidad para personas con movilidad reducida.

También suele ser necesario instalar sistemas sube escaleras, cuando existen, o rampas adecuadas que posibiliten la circulación de una silla de ruedas. Además, en algunas ciudades y comunidades autónomas existen líneas de financiación y ayudas para este tipo de obras que os pueden venir muy bien.

Además, la instalación de ascensores suele ser una obra clásica que se hace para la mejora de la accesibilidad. Normalmente, en edificios que rondan los cincuenta años de antigüedad no existen estos elevadores, por eso se pueden instalar ascensores tanto en la caja de la escalera, cuando hay, como en patios de luces o desde el exterior, lo que consigue una buena mejora de la accesibilidad para los vecinos que lo necesitan, además de una revalorización de la propiedad que viene bien a todos los vecinos.

¿Te ha parecido útil esta información sobre la mejora de la accesibilidad y las formas de hacerlo, como la instalación de ascensores? ¿Os habíais planteado en vuestro edificio algo similar? Ten en cuenta que hay que analizar las necesidades concretas de cada edificio y llegar a un acuerdo común, pero que suele ser una decisión que beneficia a todos los vecinos, bien por problemas concretos, bien por la revalorización de los pisos. ¿Estás de acuerdo?



Manual de eficiencia energética en Rehabilitación de edificios