La watch energía solar puede ser aprovechada para múltiples usos, siendo la clasificación fundamental en función de si se usa para buy prednisone for dogs online generar energía eléctrica (energía solar fotovoltaica) source link o calor (energía solar térmica).

Existen soluciones versátiles para todos los requisitos, permitiendo aportar una solución renovable y respetuosa con el medio ambiente en muchos entornos y aplicaciones. Para convertir la energía solar en energía útil (energía eléctrica o térmica) se usan paneles solares, que pueden ser fotovoltaicos, térmicos o híbridos.

 

Sistemas de aprovechamiento de la energía solar para producción de electricidad

En este caso el equipo que se usa es un panel solar fotovoltaico que transforma la energía procedente del sol en electricidad. 

Composición y características

El tipo más común de este tipo de paneles está compuesto por células fotovoltaicas de silicio que mediante un proceso llamado efecto fotoeléctrico, permiten transformar la energía lumínica en energía eléctrica. Este proceso consiste en que los fotones, que conforman la radiación solar, inciden sobre el panel solar, en las células de silicio del que está compuesto. En este proceso los fotones bombardean a los átomos de silicio, rompiendo los electrones y liberando algunos de ellos que serán los que generen la corriente eléctrica.

Existen paneles solares fotovoltaicos de varios tipos, en función del tipo de componente usado en las células fotovoltaicas. Los paneles solares fotovoltaicos más comunes son:

  • Paneles de tipo silicio monocristalinos.
  • Paneles de silicio policristalino.
  • Otros no compuestos por silicio como los de tipo capa fina (thin film) o los orgánicos.

Este tipo de paneles se presenta en dos aplicaciones fundamentales de generación: sistemas para conexión a red, el más común en grandes plantas fotovoltaicas, o generación de electricidad para sistemas aislados de la red o para autoconsumo eléctrico.

 

Sistemas solares para generación térmica

El segundo panel solar es el panel solar térmico, también llamado colector solar. Este panel permite llevar a cabo la transformación de la energía procedente del sol en energía térmica, es decir, en calor.

Tanto a nivel doméstico como a nivel industrial, los paneles térmicos presentan múltiples aplicaciones y usos, tales como la climatización de piscinas, la preparación del agua para uso sanitario (ACS), producción de vapor o generación de calor para procesos industriales.

Tipos de colectores solares térmicos

Los colectores solares también existen se pueden agrupar en tres grandes grupos:

  • Colector de baja temperatura: alcanzan hasta un máximo de 50 ⁰C y se utilizan principalmente para la calefacción y para generar ACS.
  • Colector de media temperatura: incorporan una cubierta transparente que evita la pérdida de calor del panel y se consigue que el panel pueda llegar hasta los 90 ⁰C. Se usa para aplicaciones industriales o para climatización.
  • Colector de alta temperatura: utilizan diferentes sistemas de cubiertas y materiales que permiten alcanzar hasta 150 ⁰C, usándose para aplicaciones industriales y de generación de energía eléctrica.

Además, según los componentes que forman el panel térmico, se clasifican también en varios tipos, siendo los más habituales el captador solar plano o los sistemas de tubos de vacío.

 

Solución mixta: el panel solar híbrido

Un panel solar híbrido es una combinación de un panel fotovoltaico junto a uno térmico. Con las 2 tecnologías aunadas en un sólo panel, este tipo de tecnología permite producir electricidad y calor simultáneamente. La principal ventaja que estos paneles presentan es que se produce una reducción del espacio necesario y aumenta la versatilidad ya que permite suplir de forma combinada generación térmica y fotovoltaica, con las importantes ventajas que supone en muchos sectores de aplicación.

 

Energía solar: una solución ecológica y para muchas aplicaciones

La energía solar permite aportar un sistema de generación de energía térmica o eléctrica en muchos campos de aplicación con un bajo coste, elevado rendimiento y reducir, de esta forma, el consumo de combustibles y fuentes de energía convencionales.

Gas Natural Fenosa ofrece diferentes servicios para la implantación de sistemas de energía solar, según las necesidades específicas de cada cliente y el sector de aplicación, incluyendo soluciones de financiación a medida, operación y mantenimiento.

 

Guía de energía fotovoltaica