Que la tecnología es nuestra gran aliada no es un descubrimiento actual. Cada vez son más empresas las que optan por hacer inversiones tecnológicas en sus instalaciones con el fin de mejorar su productividad y eficiencia. Una de las últimas incorporaciones a este nivel es la robótica, y los negocios del futuro que quieran ver un mayor progreso, tendrán que empezar a dar el salto a este campo.

 

Negocio de futuro y robótica

Puede que al hablar de robótica tu cabeza vaya directamente a pensar en películas ultra futuristas, ¿verdad? Robots que se levantan contra la sociedad y que, en vez de ayudar, entorpecen el trabajo de las personas. Pero, la realidad no puede distar más de esto, y es que la robótica no es solo cosa de los negocios del futuro, ya que son cada vez más empresas las que se decantan por realizar este tipo de inversiones.

Seguramente te preguntarás qué puede hacer la robótica en tu empresa y, la respuesta, es ayudarte a mejorar la eficiencia, tanto productiva como energética.

Desde hace un tiempo atrás, se están realizando una gran cantidad de investigaciones alrededor de la inteligencia artificial y cognitiva y cómo estos avances se pueden incorporar dentro de una empresa, independientemente del tamaño de ésta. En la actualidad, se piensa que la robótica es cosa de grandes negocios del futuro como, por ejemplo, la industria automovilística por el coste de implementación que ésta lleva de manera implícita. Además de por temas de costes, todavía son muchos empresarios los que se sienten reticentes a abrir las puertas de su empresa a la instalación robótica, ya que desconocen lo que puede aportarles o bien tienen cierto temor a que la robótica le quite el puesto a los trabajadores humanos, perdiendo así la oportunidad de disfrutar de gran cantidad de beneficios.

  • Automatización de tareas

La automatización de tareas rutinarias como, por ejemplo, cadenas de montaje, pueden ser realizadas codo con codo entre trabajadores y robots. Estas tareas no aportan nada extra al trabajador, por lo que lo único que se hace al automatizarlas es conseguir trabajadores más productivos, más motivados y, además, con menos riesgo de sufrir problemas de salud asociados a la repetición de tareas.

  • Realización de tareas pesadas

Tareas que requieren un gran esfuerzo físico pueden ser realizadas por robots. Por ejemplo, Amazon aplica esta tecnología para mover los paquetes más grandes, evitando así que el personal de sus almacenes tenga que realizar un sobreesfuerzo que puede implicar problemas de salud laboral.

Además, el uso de la robótica no implica problemas de seguridad en las empresas, ya que cuentan con sistemas para que su instalación y uso con humanos sea totalmente segura.

 

La robótica y la eficiencia energética

Ayudar a que la empresa sea más productiva y que los trabajadores estén más contentos en su puesto de trabajo, minimizando los riesgos laborales, son las principales tareas que se pueden achacar al uso de la robótica en los negocios del futuro pero, ¿sabías que este tipo de implementación tecnológica también puede repercutir en la eficiencia energética?

Como bien sabrás, la eficiencia energética es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la sociedad hoy en día. Para ello, la automatización puede ser muy útil en diversos campos.

  • La automatización de tareas hace que se gaste la energía suficiente en ellas de manera controlada, evitando así gastos innecesarios.
  • Al estar todo automatizado se puede llevar un mayor control de costes a todos los niveles.
  • Monitorización de instalaciones y procesos. La automatización también puede verse como la mejor monitorización de procesos e instalaciones, viendo qué se puede mejorar en ellas para contribuir a una mayor eficiencia energética.

 

Manual de eficiencia energética en Rehabilitación de edificios