Hoy queremos hablar del CPR o construction products regulation, que es una nueva normativa emanada por el Parlamento Europeo a través del Reglamento 305/201 y que establece las condiciones de armonización para la comercialización de los productos de la construcción en toda la Unión Europea.

 

Nueva normativa europea CPR cables eléctricos, lo que tienes que saber

Uno de los sectores afectados por la nueva norma es el de fabricación y comercialización de cables eléctricos, y por tanto los que los utilicen para sus instalaciones o equipos. La norma específica que regula las nuevas necesidades es la EN 50575 y afecta a todos los conductores eléctricos, de energía, control o comunicaciones que se coloquen en instalaciones permanentes o en obras de ingeniería.

 

¿Qué es la declaración de prestaciones?

Esta normativa europea CPR cables eléctricos regula cómo debe ser la “declaración de prestaciones”, que sustituye a la antigua declaración de conformidad, y que debe identificar de forma clara el producto, establecer los usos previstos para él, las prestaciones y las especificaciones de seguridad que debe cumplir, especialmente las que se relacionan con su resistencia y reacción ante el fuego y la emisión de sustancias peligrosas.

El reglamento ya entró oficialmente en vigor en el mes de julio de 2013, pero no será hasta el 1 de julio de este año cuando ya no se puedan comercializar cables fabricados bajo la anterior normativa.

 

En qué afecta la normativa a los cables

Los nuevos requisitos, sobre todo los que se refieren a su resistencia al fuego, van a condicionar los materiales elegidos para fabricar los aislantes de los conductores y las cantidades de aislante necesario. Esto puede incidir tanto el diámetro final de los cables, las secciones de los tubos necesarios para alojarlos y la intensidad máxima que admiten cada uno de los diámetros comercializados. De momento, el Ministerio de Industria ya ha elaborado varios documentos que aclaran la adaptación de distintos reglamentos a los nuevos requisitos de los conductores.

 

Repercusiones en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión

Existen nuevas denominaciones de los conductores válidos para las instalaciones:

  • Para las derivaciones individuales (ITC-BT-014): Los cables serán de la clase de reacción al fuego mínima Cca-s1b,d1,a1. Los que tengan características equivalentes a las de la norma UNE 21.123 partes 4 o 5 cumplen con esta prescripción.
  • Para las instalaciones de enlace y contadores (ITC-BT-016): Los cables serán de la clase de reacción al fuego mínima Cca-s1b,d1,a1. Los cables con características equivalentes a la norma UNE 21027, parte 9 (mezclas termoestables) o a la norma UNE 211002 (mezclas termoplásticas) cumplen con esta prescripción.
  • Para las instalaciones interiores o receptoras (ITC-BT-020): Podrán instalarse directamente en los huecos de la construcción los cables de clase de reacción al fuego mínima Eca y los tubos que sean no propagadores de la llama.
  • En los locales de pública concurrencia (ITC-BT-028): Los cables serán de la clase de reacción al fuego mínima Cca-s1b,d1,a1. Los cables con características equivalentes a UNE 21123, parte 4 o UNE 211002 cumplen con esta prescripción.
  • En los locales con riesgo de incendio o explosión (ITC-BT-029): Los cables a utilizar en las instalaciones fijas deben cumplir, respecto a la reacción al fuego, como mínimo la clase Cca-s1b,d1,a1.

 

Además, en un documento paralelo se modifica el Reglamento de protección contra incendios en establecimientos industriales. A partir del 1 de julio de 2017 los conductores de estas instalaciones deberán ser de la clase de reacción al fuego mínima Cca-s1b,d1,a1.

 

¿Te ha servido esta información sobre la normativa europea CPR cables eléctricos para hacer los cambios oportunos?




Manual de eficiencia energética para hoteles y restaurantes