Hoy queremos hablarte de la bomba de calor, un sistema muy utilizado en climatización del que quizás hayas oído hablar. Así, podrás saber qué es, de qué se compone y cómo ayuda a conseguir el clima perfecto tanto en un hogar como en una oficina.

 

¿Qué es la bomba de calor?

Se trata de un sistema reversible que puede suministrar calor o frío a partir de una fuente externa determinada, y cuya temperatura es inferior o superior a la del local a calentar o refrigerar, para conseguir la temperatura perfecta. Para ello, usa una cantidad de trabajo (o electricidad) comparativamente pequeña, por eso es una fuente de eficiencia energética. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) dice que, tanto la bomba de calor eléctrica como la de gas, emiten menos CO2 que las calderas, y que lo hacen además de forma considerable. Una bomba de calor que funcione con electricidad procedente de energías renovables no desprende CO2, y por lo tanto ayuda al medioambiente.

 

Tipos de bombas de calor

A continuación, queremos hacer un resumen de los tipos de bombas de calor que nos podemos encontrar:

  • Bomba calor geotérmica: Es un sistema basado en una bomba de calor determinada que intercambia temperatura con el subsuelo a través de un conjunto de colectores que se encuentran enterrados. Debes saber que al margen de la época del año, el subsuelo, a según qué profundidad, tiene una temperatura constante. Así, entre 15 m y 20 m, la temperatura del subsuelo está siempre a unos 17 ºC. Por ejemplo, durante el invierno las bombas de calor geotérmicas absorben el calor de debajo de la tierra y funcionan como si fuesen una calefacción. En verano, por lo contrario, cogen la temperatura más fría del subsuelo y la usan para enfriar el ambiente. Así, las bombas de calor  obtienen rendimientos mucho más elevados que en los sistemas con bomba de calor convencionales.
  • Bomba de calor convencional: En esta versión, un fluido refrigerante circula por el circuito. Al conectar la bomba de calor, esta empieza a aspirar aire del exterior, que pasa a través del evaporador rodeando el fluido y absorbiendo el calor del aire. Después, es expulsado al exterior a una temperatura inferior que cuando fue absorbido. Cuando el gas se convierte en fluido caliente, pasa a un condensador, donde cede la energía al aire que lo rodea y lo calienta para enviarlo al interior de la habitación. Cuando el fluido ha cumplido su cometido, pasa a una válvula de expansión, donde va a recuperar sus características y volver a su estado inicial de baja temperatura y presión y empezar el ciclo de nuevo.

 

¿Conocías el funcionamiento de una bomba de calor? Es un elemento presente en los sistemas de climatización y muy ampliamente extendido, y del que nos podemos encontrar varias tipologías diferentes en función de las características del lugar a climatizar. Por eso, hoy te hemos hablado de dos distintas para que conozcas su versión más tradicional y otra más innovadora.

 

Estrategias para mejorar la eficiencia energética en los centros