Hoy queremos hablarte de los tipos de combustibles que nos podemos encontrar y de su clasificación, que se suele hacer atendiendo a su estado físico, dividiéndose en sólidos, líquidos y gaseosos.

 

Tipos de combustibles que nos podemos encontrar

 

Combustibles sólidos

Son en general materiales homogéneos que se componen de varias sustancias. Se incluye la madera en todas sus formas (tanto leña como astillas, briquetas o pellets, carbón vegetal y otras variedades de carbones, antracitas, hullas, lignitos, turbas y compuestos aglomerados o derivados como el coque).

Su calidad va a determinar su combustión, y se mide en base a factores como el carbono fijo, la humedad, las cenizas y las materias volátiles que contiene. No tienen la capacidad de mezclarse con el aire, y su utilización ensucia el entorno y las superficies de máquinas y otros elementos.

Seguro que sabes que el carbón ha sido durante siglos uno de los combustibles que más se ha utilizado, y sus variedades dependen de la combinación de carbono, hidrógeno, azufre, nitrógeno y oxígeno.

 

Combustibles líquidos

Permiten conseguir una mejor combinación final de combustible y comburente, y su utilización ha permitido el desarrollo de calderas de gran rendimiento. Provienen fundamentalmente de procesos de destilación y craqueo del petróleo, obteniendo gasóleo o fuelóleo.

 

Combustibles Gaseosos

Suelen ser mezclas de hidrocarburos gaseosos y sustancias reductoras como el CO y el H2. Se dividen en:

  • Gas natural: Que suele estar localizado en yacimientos naturales, que a veces se asocian a zonas petrolíferas. Su componente principal es el metano, pero depende de la zona del yacimiento.

  • Gases licuados del petróleo: Fundamentalmente butano y propano. Se obtienen por procedimientos de refinado del petróleo y tienen amplia difusión en aplicaciones domésticas o profesionales.

  • Gases manufacturados: Son el resultado de la mezcla de diferentes productos que resultan de procesos de gasificación o industriales.

  • Biogás: Se obtiene por procesos de fermentación anaeróbica, sobre todo de restos orgánicos que se almacenan de residuos urbanos o ganaderos. Están compuestos sobre todo por metano.

Los combustible gaseosos se clasifican sobre todo en función del índice de Wobbe, W, que se utiliza para estudiar la posible intercambiabilidad de gases para ser utilizados en un mismo equipo sin que cambien las características de combustión.

En función de este índice se distinguen tres tipos de combustibles gaseosos:

  • De primera familia: 23860<W<31395. Gases manufacturados.

  • De segunda familia: 41274<W<57976. Gas natural.

  • De tercera familia: 77441<W<93385. Gases licuados del petróleo.

¿Conocías todos estos tipos de combustibles? Hay mucha variedad que va a depender del uso que se le quiera dar, si la aplicación es doméstica o industrial.



Guía de Calderas