Sistemas SATE: ahorro y modernización de las fachadas

sistemas SATE Eficiencia energética

Ya te hemos hablado anteriormente de la rehabilitación de fachadas, sus requisitos y las licencias, pero hoy queremos hacerlo de un sistema concreto que está teniendo mucha aceptación porque mejora la eficiencia energética y da valor a los edificios que apuestan por ellos: los sistemas SATE.

Se trata de un sistema de aislamiento térmico exterior, también llamado ETICS (external thermal insulation composites systems), cuya característica principal es que superpone varios elementos sobre el cerramiento que ya está hecho para alcanzar niveles óptimos de aislamiento térmico, impermeabilización y que además mejora la estética del edificio.

¿De qué se componen los sistemas SATE?

Estos son algunos de los materiales que pueden componer un sistema de estas características:

  • Muro.
  • Mortero de nivelación, que permite colocar el material aislante sobre la fachada.
  • Paneles, planchas o proyección del material aislante elegido.
  • Anclajes mecánicos o adhesivos.
  • Mortero armado con malla de fibra de vidrio.
  • Revestimiento exterior definitivo de la fachada.

Ventajas de los sistemas SATE

Con ellos se consiguen resistencias térmicas superiores a 1 m2K/W, por lo tanto la mejora en la eficiencia energética del edificio va a ser más que significativa, permitiendo una calificación energética muy alta. Los sistemas SATE deben su éxito a que se hacen con una consideración conjunta del sistema, es decir, a partir de un estudio integral. En él, cada elemento tiene una función concreta, de forma que no aporta soluciones generales, sino que se diseña una solución idónea para cada edificio.

Los sistemas SATE necesitan ser adaptados a la geometría específica de la zona a revestir, así no habrá discontinuidades y se pueden resolver la mayoría de los puentes térmicos. Lo mejor es que los edificios que cuentan con estos sistemas acaban presentando reducciones de hasta un 30% en la factura energética, lo que ofrece la oportunidad de optar a subvenciones públicas y amortizar la inversión en un periodo aproximado de 5 años. Suena interesante, ¿verdad?

Ventajas de los sistemas SATE para los vecinos

Hasta ahora hemos hablado de los beneficios para el propio local o vivienda, pero es que además aporta otras ventajas que nos parece importante mencionar. La más clara es que permite que los vecinos sigan viviendo en sus casas durante las labores de rehabilitación, porque al producirse en el exterior, no se ve comprometida la habitabilidad del interior de las casas.

Además, permite introducir elementos ornamentales, de forma que se puede aprovechar para modernizar la fachada, que va a incrementar el valor de las propiedades. Lo único que hay que tener en cuenta es que este tipo de rehabilitación no es adecuada para todo tipo de edificaciones, sobre todo para aquellas cuyas fachadas tengan un especial interés arquitectónico o artístico, ya que la superposición de diferentes materiales hace que se transforme por completo.

¿Qué te han parecido los sistemas SATE? ¿Te parece una alternativa interesante para apostar por la eficiencia energética en el edificio? Además de contribuir a la sostenibilidad, esta solución permite ahorrar mucho y revalorizar pisos y locales, así que no está de más tenerla en cuenta.

 

Manual de eficiencia energética en Rehabilitación de edificios