Descripción

Estos tipos de luminarias se crean con el fin de facilitar las condiciones óptimas de iluminación de los procesos productivos industriales. La iluminación industrial debe prever un gran número de luminarias, ya que abarca espacios grandes y extensos. Además, este tipo de iluminación posee características distintas a las luminarias convencionales o residenciales, como mayor potencia, brillo, incandescencia y mayor tolerancia a los cambios bruscos de voltaje.

Conceptos básicos

Diseño de Iluminación Industrial

Para establecer la iluminación apropiada para una zona industrial es necesario:

  1. Analizar la tarea visual a desarrollar y determinar la cantidad y tipo de iluminación que proporcione el máximo rendimiento visual y cumpla con las exigencias de seguridad y comodidad.
  2. Seleccionar el equipo de alumbrado que proporcione la luz requerida de la manera más eficiente.
  • Las luminarias que proporcionan un nivel de iluminación razonablemente uniforme a toda una zona constituyen un sistema de alumbrado general.
  • Un buen sistema de alumbrado general hace posible el cambio de emplazamiento de la maquinaria sin necesidad de alterar el alumbrado, y, así mismo, permiten la utilización total de la superficie de suelo.
  • El alumbrado suplementario se añade al general para tareas visuales difíciles o procesos de inspección que no pueden iluminarse satisfactoriamente con el alumbrado general.
  • Existe una relación entre la calidad de los productos y la calidad de las instalaciones de producción.

La experiencia demuestra que una buena iluminación en las fábricas y talleres es una manera muy eficaz de incrementar tanto la productividad como la calidad.

Puntos Clave para una Iluminación Industrial Eficiente

  • Luz suficiente: disponer niveles adecuados de luz, según la naturaleza de la tarea visual. Mayores necesidades por: probabilidad de cometer errores, motivos de seguridad, edad del trabajador.
  • Iluminación uniforme: una iluminación general con un alto grado de uniformidad garantiza total libertad a la hora de situar la maquinaria y los bancos de trabajo (en cualquier punto 200 lx).
  • Buena iluminación vertical: en ciertos trabajos la tarea visual está localizada en el plano vertical. Se puede recurrir a las luminarias empotradas en el techo que ofrecen una distribución asimétrica de la luz.
  • Fuentes de luz bien apantalladas: son fundamentales en alturas de montaje bajas, debido a que las fuentes de luz son relativamente brillantes y producen un flujo elevado en todas las direcciones. Las rejillas proporcionan el apantallamiento en la dirección crítica.
  • Brillo de equilibrio uniforme: una iluminación uniforme contribuye a crear una sensación de confort.
  • Color de luz agradable: lo que se necesita es una fuente con una apariencia de color agradable y un buen rendimiento de color.
  • Bajo coste de mantenimiento: es tan importante como la maquinaria moderna y un personal motivado. Al instalar una iluminación eficiente se obtendrán menores costes de energía y mantenimiento.

Metodología de Toma de Datos

El nivel de iluminación de una zona en la que se ejecute una tarea se medirá a la altura donde ésta se realice. En el caso de zonas de uso general a 85 cm del suelo y en el de las vías de circulación a nivel del suelo. Los registros de Iluminancia (lx) se deben tomar en el caso más desfavorable, esto es, por la noche. Así se asegura que se cumpla la norma en todo momento. Los niveles, según RD 486/1997 de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo son:

Lámparas

Las lámparas empleadas habitualmente en industria son:

  • fluorescentes tubulares
  • lámparas de descarga de vapor de sodio.

Están ya en desuso las lámparas de vapor de mercurio y las lámparas de halogenuros metálicos.

Luminarias

Los distintos tipos de luminarias disponibles en el alumbrado industrial dependen de la altura del techo de la nave. Así tenemos:

  • Alturas menores a 6m: luminaria para lámpara fluorescente tipo artesa.
  • Alturas mayores a 6m: luminarias especiales para lámparas de alta intensidad.
  • Ambientes polvorientos o húmedos: luminaria tipo estanco.

Alumbrado General

Las soluciones empleadas habitualmente en la industria son las líneas con lámparas fluorescentes y el alumbrado con lámparas de alta intensidad (figura 4) utilizando luminarias en forma de campana.

Esquemas Típicos para Diferentes Tipos de Edificios

Edificios hasta 4m de altura

  • Tareas simples.
  • Lámparas fluorescentes.
  • Líneas montadas o suspendidas en el techo.
  • Blanco mate/reflectores especulares.
  • Lamas/difusores/tapas prismáticas.
  • Líneas continuas.
  • Sistemas espaciales.
  • Optimizado para un mínimo número de líneas.

Edificios con cubiertas de diente de sierra y plana

  • Tareas simples y medias.
  • Altura 4m – 7m.
  • Lámparas fluorescentes.
  • Sistemas en líneas.
  • h < 5m: reflectores de haz medio ancho.
  • h > 5m: reflectores de haz estrecho.
  • Iluminancia adecuada en plano vertical.

Edificios de techo a una altura elevada

  • Tareas pesadas.
  • Altura > 6m.
  • Luminarias en forma de campana.
  • Reflectores especulares simétricos.
  • Fluorescentes adicionales para superficies inclinadas.
  • Distribución regular.
  • Sobreposición de haces de luz.

Medidas de eficiencia

Ahorro de Energía en el Sistema de Alumbrado

Se puede ahorrar energía eléctrica en un sistema de alumbrado de las siguientes formas:

  • Utilizando fuentes de luz y equipos eficientes.
  • Empleando sistemas de control.
  • Optimizando el diseño de la iluminación.

El ahorro de energía en las instalaciones de alumbrado se puede llevar a cabo durante la fase de proyecto y la fase de mantenimiento.

Normas Generales de Ahorro de Energía en Iluminación

Además de la correcta elección de las lámparas y la realización de un mantenimiento preventivo adecuado, deben seguirse una serie de normas para ahorrar energía en la iluminación.

Regulación y control

  • Ajustar los niveles luminosos y los coeficientes de uniformidad a las necesidades reales de cada zona.
  • Mantener apagadas las lámparas de determinados lugares en los momentos en que no son necesarios: por ejemplo pasillos, lugares de paso o zonas desocupadas.
  • Dotar a los circuitos que sean susceptibles de ello, por ejemplo alumbrado de exteriores, de célula fotoeléctrica o interruptor horario que aseguren su apagado cuando no se precisan.
  • Relacionar la iluminación con la actividad que se desarrolla, de forma que si hay cambio de actividad, cambie también el nivel de iluminación.
  • El calor producido por el sistema de iluminación puede ser utilizado para calefacción en invierno, debiendo disiparse en verano para evitar sobrecargar el sistema de aire acondicionado, cuando lo haya.
  • Sectorización del alumbrado en función de la funcionalidad de las zonas.

Equipos

  • Utilizar aparatos de alto rendimiento fotoeléctrico suprimiendo siempre que sea posible difusores e incluso rejillas.
  • Emplear los sistemas de alumbrado de mayor rendimiento.
  • Emplear lámparas de elevado rendimiento, teniendo en cuenta siempre las exigencias de calidad de cada zona según su utilización.
  • Utilizar alumbrado intensivo (mayor iluminación en puestos de altas exigencias visuales) siempre que sea posible.
  • Utilizar temporizadores.
  • Utilizar reostatos para graduar la intensidad de iluminación.
  • Utilizar luminarias herméticas.

Mantenimiento

  • Llevar a cabo programas de limpieza periódica tanto de aparatos como de reflectores y lámparas.
  • Mantener en buenas condiciones de limpieza los locales iluminados, especialmente los techos y paredes.
  • Llevar a cabo programas de renovación periódica de lámparas, eliminando de las instalaciones las de flujo muy agotado por las horas de servicio, aún cuando no estén quemadas.

Mejores equipos

Comparación entre lámparas de descarga de alta intensidad

Es importante comparar la eficacia de los distintos tipos de lámparas, puesto que de toda la energía eléctrica consumida aquella parte que no se transforma en luminosa se evacúa en forma de calor.

Sistemas de luz natural

El sistema está formado por una cúpula transparente en el tejado, equipada con un reflector que capta la luz natural, la cual será transportada a continuación al interior a través del tubo super reflectante. Gracias a estos materiales de alta calidad, la luz puede transportarse sin reducir su intensidad, hasta 12 metros, dependiendo del diámetro del tubo. La luz natural se difunde en la nave industrial por un plafón colocado en el extremo inferior del tubo.

Ventajas

  • Aprovechamiento de la luz solar.
  • Energía gratuita.
  • Bajo coste de la instalación.
  • Bajo coste de mantenimiento.

Inconvenientes

  • Pérdidas de energía calorífica en invierno.
  • Aportaciones excesivas de energía calorífica en verano.
  • Necesidad de buena estanqueidad para evitar filtraciones de agua.