Alternativas al autogás: glp de marca

autogas glp 1 Naturgy

El uso del autogás (gas licuado del petróleo) aumentó considerablemente en nuestro país a partir de 2006, cuando las normativas de adaptación de los motores de los vehículos y de la construcción de estaciones de servicio que proporcionan este combustible flexibilizaron algunos requisitos y los hicieron más sencillos de cumplir. A partir de este momento se facilita el uso del autogás y comienza a impulsarse su utilización más allá del ámbito profesional, es decir, que se democratiza su uso.

¿Qué es el autogas glp?

El gas licuado del petróleo (GLP) es una mezcla de hidrocarburos, fundamentalmente butano y propano, que pueden impulsar vehículos que tengan motores de combustión interna de gasolina y que puede utilizarse bien como combustible alternativo (convirtiendo el vehículo en bifuel), o bien como combustible principal.

Autogás es una marca comercial de GLP impulsada por una empresa de productos petrolíferos que tiene acuerdos estratégicos con importantes fabricantes de vehículos como Fiat, Opel, Renault o Suzuki, para promover el uso de vehículos abastecidos con este combustible. Es decir, que cuando hablamos de Autogás lo estamos haciendo de una marca concreta.

Alternativas al autogás

El que no lleva tanto tiempo en el mercado es el gas natural, la alternativa con más proyección de los combustibles respetuosos con el medioambiente. Este combustible es utilizado para muchas aplicaciones (domésticas, comerciales e industriales) y puede ser usado también para vehículos con motores de combustión interna específicamente fabricados para este combustible o adaptados para su uso.

Hay dos formas de utilizar el gas natural:

  • Gas natural comprimido (GNC): Se encuentra en forma de gas en recipientes de alta presión y se utiliza en vehículos ligeros y vehículos pesados urbanos.
  • Gas Natural Licuado (GNL): Se encuentra en forma de líquido en depósitos criogénicos que permiten alcanzar y mantener las temperaturas necesarias para tener el gas en este estado. Por sus características, se utiliza sobre todo en vehículos pesados interurbanos y en transporte marítimo.

Hoy en día, es posible adaptar casi cualquier vehículo de gasolina al gas natural en cualquiera de sus versiones, aunque los propios catálogos de los fabricantes ya incorporan suficientes alternativas para elegir el vehículo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Marcas como Audi, Fiat, Lancia, Mercedes, Opel, Seat, Skoda, Volkswagen, Volvo, Iveco, Scania o Solibus incorporan vehículos para todos los gustos que están impulsados por gas natural.

Ventajas del gas natural para vehículos

Al ser un combustible más limpio y con menos emisiones nocivas, con un precio más ajustado y con menos fluctuaciones derivadas de los precios del petróleo y con una gran oferta en modelos y versiones por parte de los distintos fabricantes, se augura un buen futuro a este mercado. Y si a esto le añadimos la creciente implantación de puntos de suministro, que era el impedimento más importante para el despegue del gas natural vehicular, junto a las posibilidades que ofrece la red de distribución existente por toda España, estamos seguros de que habrá un aumento de la utilización de este combustible en los próximos años.

[cta_generico id=3330]