Apple, tecnología, modernidad y eficiencia energética

Eficiencia energética

La empresa apuesta por combinar lo último en innovación tecnológica y diseño, con el respeto por el medio ambiente. Apple se caracteriza por su vanguardia y diseño. Todos sus productos tienen elementos distintivos que los hacen realmente especiales. Y es que son los únicos con colores metálicos, formas ligeras y que además cuentan con las últimas prestaciones.

A pesar de ser una de esas marcas que todos conocemos y que tiene sus ventas aseguradas, Apple no descuida su producción. Y es que es una de las pocas multinacionales que ha conseguido aplicar la eficiencia energética en toda su gama de productos. Sólo hay que seguir su ciclo de diseño, producción, comercialización y posterior reciclaje para darse cuenta de ello.

Y es que en Apple la eficiencia energética se ha convertido en una norma. Por ello emplea componentes que requieren menos energía a la vez que utiliza programas que gestionan el consumo energético de estos componentes. Un ejemplo de ello es que si los ordenadores no se utilizan durante 10 minutos, se activa el “modo reposo” de forma automática, que consume mucha menos energía.

Son muchas las innovaciones que Apple ha puesto en marcha para conseguir que sus productos sean realmente ecológicos. Materiales especiales, controladores de consumo, embalajes reciclables… todo ello ha hecho de Apple un abanderado del ahorro y la eficiencia energética. Algunos datos que respaldan esta imagen de la empresa son los siguientes:

  • Apple ha introducido las pantallas de cristal líquido (LCD) en sus productos. Gracias a estas pantallas se ahorra hasta un 88% de energía, a lo que se añade también el modo reposo.
  • El iMac, que es uno de los productos estrella de la empresa, utiliza menos de la mitad de energía que una bombilla tradicional. Esto le convierte en uno de los ordenadores que consume menos energía en el mundo.
  • Desde el año 1998, Apple utiliza adaptadores de corriente que reducen en un 70% el consumo energético de los ordenadores portátiles.