Aspectos importantes en el mantenimiento del aire acondicionado

mantenimiento aire acondicionado Climatización

El mantenimiento del aire acondicionado, al igual que en cualquier otro equipo, se debe realizar para conseguir el funcionamiento óptimo y eficiente del aparato. Su realización se orienta a conseguir las temperaturas deseadas a un coste asumible.

Además, cuando se realiza un buen programa de mantenimiento se consigue una anticipación a las posibles averías que pudieran aparecer por el desgaste y deterioro de piezas o mecanismos y a reducir las paradas no previstas por fallos de los equipos.

 

Reglamento de mantenimiento del aire acondicionado

Es importante prestar la debida atención a los equipos que nos permiten soportar las altas temperaturas en los centros de trabajo o en viviendas. Hay que tener que cuenta que el Reglamento de Instalaciones Térmicas contiene una instrucción técnica dedicada casi exclusivamente a las tareas de mantenimiento de los equipos de aire acondicionado, que vamos a ver para no perdernos nada.

Según el reglamento, las tareas de mantenimiento mínimas que deben llevarse a cabo según la potencia de los equipos y el destino o ubicación son las siguientes:

  • Viviendas: Potencia térmica menor de 12 kW: Cada 4 años.
  • Otros locales: Potencia térmica menor de 12 kW: Cada 2 años.
  • Viviendas: Potencia térmica entre 12 y 70 kW. Cada 2 años.
  • Locales: Potencia térmica entre 12 y 70 kW.Cada año.
  • Locales:Potencia térmica mayor de 70 kW:Cada mes.

Las tareas de mantenimiento de los equipos están recogidas en el Manual de uso y mantenimiento, pero este documento no siempre existe o se encuentra a disposición del propietario de la instalación o de la empresa responsable del mantenimiento, por eso también es importante conocerlas.

Por eso, el reglamento de instalaciones térmicas recoge las operaciones mínimas que debe llevarse a cabo dentro de ese programa de mantenimiento preventivo:

  • Limpieza de los evaporadores
  • Limpieza de los condensadores
  • Drenaje, limpieza y tratamiento del circuito de torres de refrigeración
  • Comprobación  de la estanquidad  y niveles de refrigerante  y aceite en equipos frigoríficos
  • Revisión y limpieza de filtros de aire
  • Revisión de aparatos de humectación y enfriamiento evaporativo
  • Revisión y limpieza de aparatos de recuperación de calor
  • Revisión de unidades terminales agua aire
  • Revisión de unidades terminales de distribución de aire
  • Revisión y limpieza de unidades de impulsión y retorno de aire
  • Revisión de equipos autónomos.

 

Temas clave a la hora de realizar el mantenimiento del aire acondicionado

a la hora de realizar el mantenimiento del aire acondicionado periódico, hay que tener cuenta unos cuantos aspectos clave: 

 

Limpieza de filtros

La limpieza de filtros es la parte principal sobre la que incidir a la hora de realizar el mantenimiento. Unos filtros sucios obstruyen el paso del aire haciendo que la máquina funcione de forma forzada, lo que reduce la duración de la máquina y hace que consuma mucha más energía eléctrica para funcionar. Además, unos filtros sucios dejarán de purificar el aire, haciendo que la entrada de polvo y polen en las estancias sea más fácil.  Por ello será importante mantenerlos limpios en todo momento, siendo ideal hacer una limpieza anual a fondo antes de que empiece la temporada de uso del aire acondicionado. 

Realizar esta limpieza es tarea fácil, y se puede hacer de forma autónoma por el propio usuario. Tan solo hay que abrir el aire, sacar los filtros y limpiarlos con agua fría o con un aspirador, siempre teniendo en cuenta en no aplicar demasiado calor que deforme el filtro. 

Limpieza del desagüe 

Es importante realizar, cada cierto tiempo, un desagüe. El motivo es que con el proceso de evaporación, hay algunas gotas de agua que se quedan almacenadas, llegando a producir mal olor con el paso del tiempo, además de llegar a producirse averías también. 

 

Nivel de carga del gas refrigerante 

Los gases utilizados por los equipos de aire acondicionado van perdiendo presión por pequeñas fugas que pueden ocasionar pérdidas de producto significativas. Es importante recargar el refrigerante perdido cuando sea necesario, porque cuando los equipos pierden refrigerante no pueden aprovechar toda su capacidad de producción de frío/calor, y necesitan consumir más electricidad que si trabajasen con la cantidad de refrigerante correcta. No obstante, la recarga es solo un parche temporal, ya que lo que hay que hacer es buscar esa fuga y solucionar el problema, con esto conseguiremos mejorar la eficiencia. 

Limpieza de la batería exterior

En la batería exterior se suele acumular también mucha suciedad. Es importante realizar una limpieza soplando a presión o con un cepillo, siendo esta opción menos efectiva. 

 

Instalación eléctrica

La instalación de abastecimiento y los circuitos internos precisan un mantenimiento adecuado para evitar derivaciones o cortocircuitos que puedan deteriorar el equipo u ocasionar otros problemas al resto de dispositivos o instalaciones.

¿Qué te han parecido estos consejos para el correcto mantenimiento del aire acondicionado? No solo te ayudarán a cumplir la normativa, sino también a sacar el máximo partido al aparato, tanto en prestaciones como en eficiencia. 

 

New Call-to-action