Caixa Galicia, comprometida con el medio ambiente

Eficiencia energética

La caja de ahorros gallega cuenta con una política de Responsabilidad Social Corporativa orientada hacia el respeto medioambiental, la eficiencia energética y la sostenibilidad. Es la mayor entidad financiera de Galicia y la décima de España, su red de oficinas supera las 800 y sus sucursales traspasan fronteras y llegan a varios países de Europa y América. Y además de todo esto, Caixa Galicia respeta el medio ambiente y promueve la eficiencia energética.

Desde su política de Responsabilidad Social Corporativa la entidad gallega ha desarrollado “un modelo equilibrado de sostenibilidad, en sus dimensiones económicas, humanas y ambientales” y concretamente desde el punto de vista medioambiental trabaja sobre tres ejes principales:

  • En el ejercicio de su propia actividad, controlando sus aspectos ambientales, promoviendo el respeto por el medio ambiente, racionalizando sus consumos, gestionando adecuadamente sus residuos y con un exigente cumplimiento legal.
  • En la prestación de servicios financieros, apostando por el apoyo financiero a proyectos beneficiosos desde la óptica ambiental.
  • En las actuaciones de difusión social, a través de su Obra Social, sensibilizando, formando y promoviendo en la sociedad conductas ambientales sostenibles.

Tres líneas estratégicas que se han materializado en acciones como el proyecto ISOFOTON, por el cual se ha colocado una planta de energía solar fotovoltaica en el Centro de Procesos de Datos, el edificio de Caixa Galicia con mayor consumo energético.

O en Proyecto Cero Papel, “basado en una reingeniería de procesos que combina la eficiencia de los procesos y la minimización de consumo de papel en todas sus vertientes, con un ahorro en el año 2007 de más de 5.3 millones de hojas”, explica María José Carballo, Responsable de RSC en Caixa Galicia.

Además, siete edificios que albergan sedes de la entidad cuentan con la Norma ISO 140001:2004 que certifica su correcta gestión ambiental, y otros seis, ubicados en Galicia, se han inscrito en el Registro EMAS (Environmental Management and Audit System).

La Obra Social de Caixa Galicia también promueve el respeto hacia el medio ambiente entre sus clientes y por eso ha financiado, por un importe cercano a los 720 millones de euros, proyectos relacionados con el ámbito de las energías renovables.

Un compromiso que Caixa Galicia transmite a sus empleados. “A los empleados que ocupan puestos próximos a la gestión ambiental se les han impartido cursos específicos sobre el tema. Para el resto del personal se ha utilizado la intranet – Diario Caixa – para enviarles periódicamente información sobre el avance de la gestión ambiental de la entidad y consejos de buenos hábitos para que pongan en práctica en sus puestos de trabajo”, concluye Carballo.