Componentes de un sistema de aerotermia

sistema aerotermia Climatización

La aerotermia cuenta como equipo principal con una bomba de calor aerotérmica, que es el sistema encargado de extraer la energía gratuita del aire para posteriormente transferirla al interior del edificio que climatiza, usando un sistema de aire o de agua, con la flexibilidad que ello aporta. Además, es una solución que permite climatizar el edificio de forma integral, con calefacción, refrigeración y producción de ACS, todo ello en un único sistema.

 

La aerotermia: tipos de equipos

Las bombas de calor pueden clasificarse de muchas formas, siendo una de ellas y la más utilizada, en función del tipo de fluido de trabajo que utilizan, siendo este fluido de trabajo el que proporciona calor o frío para el sistema de climatización y ACS.

Dentro de los tipos de bomba de calor aerotérmicas, podemos distinguen dos tipos:

  • Bomba a calor aire-agua: en este caso el calor se extrae del aire y se transfiere a un circuito de agua que estará conectado al circuito interior de un suelo radiante, radiadores, o fancoils, entre otros.
  • Bomba a calor aire-aire: una bomba de calor de tipo aire-aire extrae el calor del aire exterior y este se transfiere directamente al aire del local que debe climatizarse.

Bombas de calor aerotérmicas según su construcción

Si clasificamos las bombas de calor en función del tipo de construcción, a nivel físico, que presentan, podemos clasificarlas en tres tipos:

  • Equipos compactos: en una bomba de calor aerotérmica todas las partes del sistema se encuentran dentro de un mismo equipo.
  • Sistemas tipo Split: cuentan con dos componentes separados, una unidad interior y otra unidad exterior que es la que contiene el compresor y la válvula de expansión. Al estar separadas estas dos partes se consigue evitar molestias o ruidos en el interior del edificio.
  • Equipos multi-split: son unidades de tipo Split pero que constan de varias unidades interiores conectadas a una única unidad exterior.

Bombas de calor aerotérmicas según su tipo de operación

Según el modo de funcionamiento que presentan las bombas de calor aeortérmicas, en cuanto que puedan usarse para calefacción y refrigeración o sólo para calefacción, se clasifican en dos tipos:

  • Bombas de calor aerotérmicas reversibles: son aquellas que pueden funcionar tanto para calentar un edificio como para ya que pueden invertir el sentido de flujo del fluido refrigerante gracias a una válvula interior de 4 vías.
  • Bombas de calor aerotérmicas no reversibles: son aquellas que solamente tienen la posibilidad de funcionar en el ciclo de calefacción.

 

Los componentes de una bomba de calor aerotérmica

Los principales componentes de una bomba de calor aerotérmica son los que permiten llevar a cabo el ciclo frigorífico que se desarrolla en el equipo para producir calor o frío, según el tipo de uso respectivo.

Estos elementos son:

  • Compresor: en él se produce la compresión, y para ello el compresor transforma usa energía eléctrica y eleva la presión del fluido refrigerante.
  • Condensador: se lleva a cabo la condensación del refrigerante, y este pasa de estado gaseoso a estado líquido mediante el intercambiador de calor. En este proceso el fluido cede su calor al foco caliente que puede ser, según el modo de operación, el aire exterior o el fluido de trabajo del interior del edificio.
  • Válvula de expansión: en este componente se produce la expansión del fluido refrigerante. Este componente es un dispositivo que genera una elevada pérdida de carga, reduciéndose la temperatura.
  • Evaporador: se produce la evaporación del fluido frigorífico y está situado en el foco frío. Se produce una absorción de calor y se vuelve a iniciar el ciclo.

 

Aplicaciones y ventajas de las bombas de calor aerotérmicas

Por su versatilidad las bombas de calor aerotérmicas se pueden usar en todo tipo de edificios ya que permiten aportar una solución completa de calefacción, refrigeración y producción de ACS, todo ello de forma muy económica y con un origen renovable.

Por ello, las principales aplicaciones de las bombas de calor son la climatización de viviendas, locales comerciales, hoteles, centros comerciales, hospitales etc. Además, por su alta eficiencia energética, puede usarse para otras aplicaciones como calentamiento de piscinas o por ejemplo en lavanderías.

Comparativa con otros sistemas

Las bombas de calor aerotérmicas poseen la ventaja, frente a otras opciones, de poder aportar calor y frío con un único equipo, todo ello a la versatilidad de uso, el poco espacio requerido y la elevada eficiencia energética, haciéndolas una solución idónea para ahorrar energía y climatizar de la forma más eficiente.

 

                      New Call-to-action