¿Cuáles son los trámites necesarios para la restauración de fachadas?

restauración de fachadas Eficiencia energética

Para empezar la restauración de fachadas se necesita seguir una serie de trámites, que suelen tener competencia municipal y que dependen del tipo de trabajo que se vaya a hacer y de la propia localización de la obra. Para este post, hemos elegido la restauración de una fachada en el municipio de Barcelona para reparar los trámites necesarios a modo de ejemplo. ¿Te quedas a leernos?

Restauración de fachadas: ¿qué hay que tener en cuenta?

En este caso, el ayuntamiento de la ciudad distingue tres tipos de trabajos y tres trámites diferenciados que vamos a analizar:

  • Obras mayores: En esta categoría se incluyen los cambios en la configuración de la fachada, la modificación en la estructura del edificio y los cambios en el uso de espacios o locales. Es necesaria, por tanto, una licencia de obra mayor, y la presencia de un técnico competente para que redacte un proyecto técnico y dirija la ejecución de los trabajos. Además, vas a tener que pagar una tasa y un impuesto.
  • Obras menores: Que se denominan también “comunicación de obra menor”. Normalmente la licencia se consigue de forma inmediata una vez que se entrega la documentación y se pagan las tasas e impuestos, aunque es necesario que esta documentación la redacte un técnico. En obras menores podemos incluir:
    • Obras en zonas comunes
    • Modificación de espacios interiores sin cambios en la estructura
    • Refuerzo de elementos estructurales, sustitución o modificación de instalaciones comunes
    • Rehabilitación de fachadas, cubiertas o terrazas
    • Trabajos que necesiten instalar andamios o medios auxiliares
  • Otros trabajos: Se engloban los que menor importancia, y no se necesita solicitar permiso ni que intervenga un técnico. Solo es necesaria una comunicación al consistorio y ni siquiera hay que pagar tasas o impuestos. Aquí incluimos:
    • Pintar cajas de escaleras
    • Reformar el interior de una vivienda o local sin modificar su estructura o su distribución interior
    • Construir rampas en portales
    • Hacer obras de rehabilitación en su interior que requieren poco tiempo y despliegues.

Antes de empezar con las obras tienes que tener en cuenta que cada entidad local establece los trámites necesarios para cada tipo de proyecto, por eso es posible que en una localidad casi no haya trámites o documentación que entregar y en otra colindante haya que hacer una redacción de proyecto y contratar a un técnico, con sus consiguientes gastos. Por eso, te recomendamos que consultes en la oficina municipal los trámites que tienes que seguir y la documentación que tienes que entregar para la rehabilitación que tengas en mente, y te darán información más específica.

Además, tienes que tener en cuenta que en ocasiones, aunque no se necesite documentación específica o la intervención de un técnico para la restauración de fachadas, puede ser recomendable contar con estos recursos, como por ejemplo a la hora de restaurar fachadas históricas para conservar su valor.

¿Consultarás con tu ayuntamiento los trámites necesarios para poner en marcha tu proyecto de restauración de fachadas? ¡Seguro que consigues la licencia en muy poco tiempo y puedes empezar a dar forma a lo que necesitas!

Manual de eficiencia energética en Rehabilitación de edificios