“El gas natural seguirá teniendo un papel importante como fuente energética básica en España”

Ramon Garriga Entrevistas

ENTREVISTA A RAMON GARRIGA, DIRECTOR DEL INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN EN ENERGÍA DE CATALUÑA
El Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC) fue creado en 2008 con el objetivo de contribuir al desarrollo sostenible y aumentar la competitividad del tejido industrial en el sector energético.

La investigación del instituto está orientada hacia la investigación aplicada, centrada en materiales avanzados para la energía, la bioenergía y los biocombustibles, y el desarrollo tecnológico, relacionado con la energía eólica marina y la eficiencia energética de sistemas, edificios y comunidades. En este sentido, el IREC trabaja para la integración de las energías renovables en las ciudades y dispone de líneas de trabajo asociadas a los edificios y ciudades de bajo consumo energético, entre otras.

¿Qué papel tiene la I+D en energía para hacer frente a los grandes retos de la sociedad actual (cambio climático, agotamiento de recursos, etc.)?

R.G.: Nadie pone en duda la necesidad de disponer de energía segura, limpia y a un precio razonable. En el pasado se confiaba en una fuente como la solución al problema energético (carbón, hidrocarburos, nuclear…). Actualmente no se puede rechazar de inicio ninguna posibilidad y este es el gran reto de la I+D para hacer mejor lo que sabemos hacer, para incorporar nuevas fuentes y hacerlas competitivas teniendo en cuenta las premisas anteriores. Se trata, pues, de un papel decisivo.

¿Qué proyectos del IREC han pasado de la fase de investigación al mercado?

R.G.: La investigación que lleva a cabo el IREC tiene siempre como objetivo llegar al mercado dando soporte al tejido industrial. Lo hace desarrollando directamente proyectos con empresas con las que comparte las patentes generadas. En los últimos tres años se han generado más de 10 patentes, se ha desarrollado un software registrado para la gestión y optimización energética de microredes, una herramienta de planificación de infraestructura de recarga rápida para VE actualmente contratada por la plataforma LIVE para la planificación en el Área Metropolitana de Barcelona escalable a Cataluña…

Además se han creado dos start-up’s: LEDMOTIVE y EOLOS. La primera, del ámbito de la iluminación inteligente, ha participado en una exposición en la National Gallery de Londres y en la nueva iluminación de la capilla Sixtina. La segunda, de reciente creación, explotará una boya inteligente que permite la medida de las velocidades del viento a diferentes alturas off-shore compensando los oleajes marinos.

¿En qué líneas de I+D en materia de eficiencia energética trabaja actualmente el IREC? ¿Podría destacar alguna de las más interesantes?

R.G.: Eficiencia en IT (Tecnología de la Información), movilidad eléctrica, fotónica para la energía, soluciones eficientes para la rehabilitación de edificios, comunidades eficientes, edificios y distritos energía cero, sistemas de iluminación avanzados, redes inteligentes y microredes y diseño e implementación de unidades de potencia eficientes, teniendo siempre en cuenta que las aproximaciones tecnológicas requieren una visión holística que incluya al ocupante tanto para satisfacer su necesidad de tener un ambiente de calidad como para tener un papel activo en los sistemas de control.

¿En qué línea es el IREC puntero en el ámbito nacional?

R.G.: El objetivo del IREC es llegar a la excelencia en aquellas líneas de investigación que decide emprender. Por esto sus grupos de investigación son líderes en el ámbito nacional, y referentes en el ámbito internacional. Podemos citar:

El desarrollo e implementación de nuevos sistemas fotovoltaicos en capa delgada con eficiencias y costes de fabricación dentro de los rangos precisos para poder garantizar vidas medias más allá de los 25 años con costes por debajo de los 0,06 €/kWh. Además, integrables a edificios.

La implementación y validación de sistemas de almacenamiento de energía requeridos por los nuevos modelos de redes energéticas que posibilitan la interconexión entre redes eléctricas y de gas y facilitan la integración de las energías renovables: almacenamiento de energía eléctrica en energía química (power to gas or liquid) y, en sistemas electroquímicos, almacenamiento de energía solar en energía química (combustibles solares – artificial photosynthesis), desarrollo e implementación de sistemas autónomos para la medida y control para la gestión inteligente de la energía (harvesting) y desarrollo e implementación de pilas de combustible planares y tubulares de temperatura intermedia.

El desarrollo de nanomateriales para implementar los diferentes componentes de los sistemas energéticos y nuevos elementos constructivos precisos para facilitar la consecución de edificios de consumo cero.

El disponer de redes eléctricas y térmicas reales o semivirtuales permite verificar y evaluar la estabilidad de redes y la eficiencia de distintas soluciones y de un modo particular las que tienen como objetivo la eficiencia energética y la integración de renovables, con almacenamiento y control, en centros de proceso de datos y en edificios y comunidades de bajo consumo energético o de consumo cero.

¿De qué manera cree que la investigación puede ayudar a avanzar hacia los edificios de consumo cero?

R.G.: La investigación es esencial para el avance en los edificios de consumo casi cero, que es como nos gusta llamarlos. Citaré dos líneas:

Estudios coste-beneficio de las diferentes opciones tecnológicas, tanto en nueva edificación como en rehabilitación, para optar por soluciones óptimas basadas en un diseño energético integrado para los que es fundamental el conocimiento que aporta la investigación en modelos de simulación detallados en el ámbito de la comunidad.

Desarrollo de sistemas de control tanto en cuanto a vivienda/edificio como a agregado en comunidades y barrios para explotar de forma adecuada la generación energética distribuida y aportar beneficios desde los usuarios finales hasta las empresas distribuidoras.

La movilidad es el gran reto para avanzar en la sostenibilidad del sistema energético actual. Desde el IREC, ¿hay alguna iniciativa específica en este ámbito?

R.G.: El IREC participa en el proyecto GreeneMotion (FP7), el gran proyecto europeo para el soporte del despliegue e interoperabilidad del vehículo eléctrico en Europa, y en otros proyectos relacionados como el Sunbatt, el Fast Plan o el COFAST, este último, para el estudio y desarrollo de un sistema de recarga rápida para VE basado en cogeneración.

¿Qué papel cree que puede tener el gas natural como fuente energética en España?

R.G.: En los próximos años el gas natural seguirá teniendo un papel importante como fuente energética básica en España.

Así lo prevé el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020, que fija un crecimiento medio superior al 2%, crecimiento que viene confirmado por la realidad una vez superado el efecto de la disminución de actividad económica debida a la crisis.

Este crecimiento puede ser superior debido a las consecuencias ambientales del uso de los distintos combustibles y a las nuevas perspectivas que se pueden abrir por la obtención de gas de esquistos en EEUU y en otros países.

¿Cuál es la barrera en movilidad que provoca que en España no se utilice el gas natural como en otros países europeos?

R.G.: En España circulan sólo unos 4.000 vehículos con gas natural, de los que muy pocos son vehículos particulares, valor claramente inferior al de otros países como Italia, Suecia, Holanda o Alemania.

Y ello a pesar de los ahorros que se pueden obtener en el consumo y en la disminución de la emisión de gases.

Pienso que el principal obstáculo es la falta de la infraestructura adecuada. Para mejorarla deben actuar coordinadamente, con una estrategia firme e integral, todos los actores: empresas de gas, fabricantes de coches y de otros equipos relacionados y administraciones.