¿Es rentable el autoconsumo fotovoltaico?

es rentable el autoconsumo fotovoltaico Fotovoltaica

El autoconsumo fotovoltaico consiste en generar electricidad para el consumo directo, es decir, que tú mismo puedes generar la energía que vas a necesitar sin tener que depender de una empresa externa. Seguro que en los últimos tiempos has escuchado que existe la posibilidad de autoabastecerte, pero que el Gobierno ha creado unos impuestos que muchos llaman “impuestos al sol”, que gravan estas acciones.

En los últimos tiempos, el autoconsumo fotovoltaico ha causado mucha controversia debido a lo que ya se conoce como “impuesto al sol”. Este impuesto gravaba la posibilidad del autoabastecimiento propio de energía mediante el decreto RD 900/2015. No obstante, desde abril de 2019 el decreto se ha modificado desde los cimientos, naciendo así el Real Decreto 244/2019.

 

¿Cómo se genera un autoconsumo fotovoltaico?

Antes de empezar a hablar de las nuevas novedades que afectan al autoconsumo fotovoltaico, hay que parar un momento para ver qué es realmente este término. El autoconsumo fotovoltaico consiste en generar electricidad para el consumo directo, es decir, que tú mismo puedes generar la energía que vas a necesitar.

Para empezar, existen varios tipos de autoconsumo de este tipo, que van a depender de si se hace de forma íntegra o de si tu empresa cuenta con un apoyo de suministro. Estos son los tipo de autoconsumo fotovoltaico:

  • Aislado: Se considera así cuando la empresa es totalmente autosuficiente, es decir, que genera por sí sola la energía que necesita para funcionar. Este tipo de instalación requiere un diseño, un estudio y un mantenimiento bastante importante, por eso hay que analizar las necesidades de abastecimiento antes de iniciar el proceso de instalación.
  • Conectado a una red: En esta modalidad se cuenta con un apoyo de abastecimiento por parte de una empresa externa, de forma que si la compañía se queda sin energía puede tomarla del suministro general.

 

Novedades del nuevo decreto de autoconsumo fotovoltaico

Como hemos mencionado al inicio del post, existe un nuevo Real Decreto que regula la energía fotovoltaica de manera más responsable con el medioambiente. Este nuevo decreto realiza varios cambios en pro de conseguir una sociedad más concienciada con las nuevas energías y con la responsabilidad medioambiental.

Uno de los cambios más representativos de este cambio de decreto, es que, anteriormente, el autoconsumo únicamente hacía referencia de manera individual, es decir, que una única persona se podía beneficiar del autoabastecimiento. Los cambios introducidos en el nuevo decreto modifican esto, cambiando así las reglas del juego del autoconsumo fotovoltaico. Ahora, el autoconsumo puede ser colectivo, consiguiendo así que grandes colectivos, como empresas o comunidades de vecinos, se beneficien de la obtención de energía solar.

 

El autoconsumo con vertido a la red de distribución

Vamos a hacer especial hincapié en una de las dos modalidades de autoconsumo: el autoconsumo con excedentes. Esta modalidad hace referencia a las instalaciones que, de manera puntual, van a enviar energía a la red eléctrica en las horas centrales del día en las que no se tenga actividad. A su vez, dentro de esta modalidad hay que diferenciar dos tipos:

  • Excedentes acogidos a compensación. En este caso, la compañía eléctrica nos compensará en nuestra factura la energía que se vierta a la red. Con estas últimas novedades, las empresas e industrias con potencias instaladas inferiores a 100 kW se podrán acoger a esta compensación.
  • Excedentes no acogidos a compensación. Son aquellas instalaciones de más de 100 kW cuyos excedentes van a ir directamente a venta y no a compensación. El precio de la energía será el pactado en todo momento según la legislación y tarifas vigentes.

 

¿Es rentable el autoconsumo fotovoltaico?

En el caso de sistemas aislados, al tener que cubrir el 100% de la demanda con energía fotovoltaica es necesario dimensionar el sistema en dos sentidos:

  • Que el sistema esté preparado para producir suficiente energía incluso en días de pocas horas de luz.
  • Contar con sistemas de almacenamiento para las horas sin producción.

Estas dos características encarecen mucho el sistema de generación por lo que solo resulta rentable en sistemas que no pueden o resulta extremadamente costoso su acceso a la red eléctrica.

La instalación que resulta más rentable es la que puede conectarse a la red, de forma que se puede dimensionar para optimizar sus costes (sin tener que cubrir el 100% de la demanda). Según la situación del cliente, la situación geográfica, la inversión inicial de estas instalaciones y el consumo medio, estaríamos hablando de una amortización total en algunos casos de en un periodo de 7 o 10 años y una vida útil de más de 20 años. Además, no solo tenemos que hablar de rentabilidad económica, sino que hay que tener en cuenta que se trata de una energía 100% limpia.

El autoconsumo fotovoltaico se está imponiendo como una buena forma de ahorro energético tanto en hogares particulares como en empresas que además quieren contribuir al mantenimiento del planeta, además, ahora los trámites para ponerla en marcha son mucho más sencillos. No obstante, antes de tomar una decisión debes conocer tu caso concreto y pedir un presupuesto detallado de instalación para poder estudiar los pros y los contras y también tu amortización concreta, para poder calcular si tu caso es o no rentable.

En este post te hemos explicado cuáles son las principales clases de autoconsumo fotovoltaico y cuál puede llegar a ser la más rentable, pero cada caso es diferente y debe ser estudiado al detalle para conseguir el máximo rendimiento al mejor precio.

 

Guía de energía fotovoltaica