Gas Natural Fenosa inaugura una estación de gas natural para vehículos en el barrio de San Blas (Madrid)

Movilidad sostenible

La infraestructura, la quinta de Gas Natural Fenosa en la Comunidad de Madrid, es de carácter público y puede abastecer a 220 vehículos ligeros diarios. El gas natural como combustible es muy competitivo desde el punto de vista económico y su uso ayuda a mejorar la calidad del aire.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, inauguraron hoy en el barrio madrileño de San Blas una estación de gas natural comprimido (GNC) para vehículos, la tercera en la ciudad y la quinta de la Comunidad de Madrid gestionada por la compañía. La nueva estación, de carácter público en modalidad de autoservicio, suministra gas natural comprimido a una presión de 200 bar, y es accesible las 24 horas del día los 365 días del año.

La infraestructura, que ha contado con una inversión de 690.000 euros, está diseñada para dar suministro al equivalente de 220 vehículos ligeros al día (12,5 GWh/año). Desde su puesta en marcha el pasado mes de septiembre se han realizado ya más de 750 cargas, en su mayoría taxistas de la ciudad de Madrid.

La nueva estación se ha construido en un módulo compacto, cuyo aspecto final es el de una estructura de dimensiones reducidas, y con un diseño moderno, que permite una óptima integración con el entorno urbano. Cuenta con altos niveles tecnológicos, que aportan calidad y seguridad. La estación dispone de dos surtidores, de manera que dos vehículos pueden repostar de manera simultánea, así como sistemas auxiliares de pago, vigilancia y telemedida.

Madrid como punto neurálgico en el desarrollo del GNL

La estación de San Blas se ha construido fruto de la adjudicación a Gas Natural Fenosa del concurso promovido por el Ayuntamiento de Madrid para la construcción y explotación de cuatro estaciones de suministro de GNC en los distritos de San Blas, Vicálvaro, Villaverde, Moncloa-Aravaca. Está previsto que estas tres últimas puedan entrar en funcionamiento a lo largo de este año.

En la actualidad, existen en España 40 estaciones públicas de gas natural vehicular, 23 de las cuales son gestionadas por Gas Natural Fenosa.

La intensa colaboración entre la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y Gas Natural Fenosa durante los últimos años ha facilitado que la flota de autobuses que utilizan GNC haya aumentado hasta 790 unidades. Gas Natural Fenosa se encarga de la operación y mantenimiento de la estación de repostaje de la EMT de Sanchinarro, que suministra a 400 autobuses de GNC y que es la mayor estación de suministro de este combustible de Europa.

Asimismo, desde Gas Natural Fenosa se está potenciando Madrid como enclave estratégico fundamental para el desarrollo del transporte de mercancías y pasajeros mediante vehículos de largo recorrido a gas natural. La compañía trabaja en el desarrollo de una red de corredores de Gas Natural Licuado (GNL), con la colaboración de la Unión Europea, y cuenta con Madrid como punto central de interconexión.

Ventajas del gas natural en su uso como combustible para el transporte

El uso del gas natural como combustible para el transporte contribuye a mejorar la calidad del aire, ya que reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión, principales contaminantes que afectan a la salud humana, y hasta un 20% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero. Además, disminuye la contaminación acústica, debido a que un vehículo de gas natural reduce hasta en un 50% el ruido que genera el motor.

El gas natural es un combustible muy competitivo desde el punto de vista económico si se compara con el gasóleo y la gasolina, ya que se puede generar un ahorro de hasta el 30% respecto el primero y del 50% sobre el segundo.

Quiero saber más