La ciudad del futuro ya ha llegado al presente

Eficiencia energética

Los gigantes tecnológicos ya están a la carrera por dar con la fórmula de la ciudad del futuro perfecta. Más eficiente, más cómoda, más versátil… y sobre todo, más respetuosa con el medio ambiente. Blade Runner, El quinto elemento… incluso yéndonos más hacia el pasado, hasta la obra de culto de Fritz Lang, Metropolis; el cine nos ha mostrado hasta qué punto la ciencia ficción puede llegar a las grandes ciudades. Pero… ¿y si la ciencia ficción deja de serlo y se convierte en realidad?

Sistemas que permitan a las autoridades sanitarias detectar dónde y cómo se propaga una enfermedad, edificios capaces de saber cuántas personas hay en su interior y adecuar la temperatura interior en función a ello, vehículos capaces de recorrer hasta 400 kilómetros sin necesidad de repostar… la ciudad del futuro ya ha llegado al presente.

Los gigantes tecnológicos como IBM , Cisco HP ya han entrado en la carrera para dar con la fórmula de la ciudad del futuro perfecta. Y muchas de las ideas que ya están en marcha se acercan a esta imagen futurista que tan lejana veíamos hace unos años.

El primero de ellos, por ejemplo ha implantado sistemas de transporte en ciudades como Estocolmo, Dublín, Singapur o Brisbane capaces de preveer la congestión del tráfico y evitar grandes embotellamientos.

En Italia y  en el estado de Texas ya hay ciudades que cuentan con contadores y dispositivos inteligentes “para que las redes eléctricas sean más estables, eficientes y estén preparadas para integrar fuentes de energías renovables y vehículos eléctricos”.

En el colegio Dade de Miami un sistema de gestión de información permite a estudiantes, padres y profesores hacer un seguimiento del rendimiento y los resultados académicos.

En Malta el consumo de energía y agua no existen el uno sin el otro. La necesidad de conseguir agua potable, supone que casi el 50% del suministro dependa de plantas desalinizadoras que funcionan con energía eléctrica. Para subsanar este problema, IBM en colaboración con Enemalta Water Services Corporation, las compañías nacionales de energía y agua respectivamente, han convertido al país en el primero del mundo que cuenta con una red nacional inteligente y un sistema integrado de electricidad.

Un sistema que identificará las pérdidas de agua y de electricidad y así permitirá a las dos compañías maltesas hacer una mejor gestión de sus inversiones y mejorar los puntos ineficientes de sus instalaciones.

Pero si hay un sistema “del futuro” y curioso puesto en marcha por IBM es el que utilizan los policías de Nueva York. Un sistema que mezcla dispositivos de vigilancia automáticos y de predicción, que a través de una cámara podrán captar imágenes sospechosas y enviarlas al policía más cercano al lugar de los hechos, para que entre en acción.

Desde 2002 y a pesar de contar con 3.000 policías menos en el cuerpo, la ciudad de Nueva York ha experimentados una reducción en el índice de criminalidad del 20%.

Songdo International Business District es el nombre de la ciudad inteligente que se ha construido en Corea de Sur, bajo la atenta mirada y la mano tecnológica de Cisco. A través de una sala central de operaciones, toda la información recogida, gracias a dispositivos colocados en edificios y mobiliario urbano, a la fibra óptica y a las redes de comunicaciones, permitirá gestionar la ciudad de forma inteligente y sacar el mayor partido de todas las instalaciones.

Rascacielos inteligentes y viviendas ecológicas; hasta un 40% de los edificios contarán con el certificado de construcciones verdes y contribuirán a que Songdo emita hasta un tercio menos de CO2 al ambiente que una ciudad tradicional.

Cisco está dispuesto a dar con la fórmula y no hace falta irse muy lejos para darse cuenta de que la inteligencia en las ciudades es ya una realidad. Desde 2006 el estadio Santiago Bernabeu, en Madrid, cuenta con una infraestructura capaz de ahorrar en energía y dinero hasta un 50%. Y lo hace gracias a un ordenador central, que puede ser gestionado por sólo 8 personas y que controla desde la megafonía, pasando por los tornos de entrada, la iluminación, hasta la temperatura y vigilancia.

HP también participa en esta carrera y de la mano del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC) ha organizado un concurso a nivel mundial para encontrar el mejor diseño de la ciudad autosuficiente.

Rychiee Espinosa y Seth McDowell, han sido las cabezas pensantes de uno de los proyectos ganadores, gracias a un diseño para crear una ciudad sobre el agua, utilizando ésta como fuente energética para propulsar el transporte.

Más allá fue Victor Kirillow. El arquitecto ruso, que recibió la mención de honor, plantea Sky City, una megalópolis vertical que guarda en su inmensa estructura cientos de pequeñas viviendas a las que se accederían en vehículos voladores.

Para 2050 se espera que en el mundo se levanten 27 megalopolis con más de 10 millones de habitantes cada una, frente a las 19 que existen en la actualidad. Como señala IBM en su proyecto “A smart planet”, “Un planeta más inteligente necesita una lógica energética más inteligente”.

Las grandes empresas de tecnología saben mucho de ésta lógica y ya han puesto en marcha el motor que nos llevará a la ciudad del futuro.