Leroy Merlin abre su primera “tienda verde”

Eficiencia energética

La empresa especializada en bricolaje, construcción y jardinería ha abierto en Gandía (Valencia) la primera “tienda verde”. Una superficie comercial construida bajo criterios de eficiencia energética y con un funcionamiento y gestión 100% sostenible.

En 1923 el matrimonio formado por Adolphe Leroy y Rose Merlin, abrieron una tienda dedicada a la venta de sobrestock de materiales de bricolaje procedentes de América. El negocio funcionó tan bien que, cuarenta años después, Leroy Merlin se convirtió en la primera superficie comercial de auto-servicio en Europa, dedicada a la venta de equipos de construcción, bricolaje y jardinería.

Hoy en día ya son más de 215 las tiendas repartidas por toda Europa y la compañía ha traspasado fronteras hasta Rusia, Brasil y China. En nuestro país, Leroy Merlin cuenta con 45 tiendas, además de otras superficies como Bricoman o AKI, también pertenecientes a la compañía.

El pasado mes de octubre, dentro de su política medioambiental, Leroy Merlin abrió en Gandía (Valencia) su primera “tienda verde”. Una iniciativa pionera, pues se trata de la primera superficie comercial de este tipo construida en su totalidad bajo criterios eficientes y que funcionará haciendo un uso responsable de la energía.

Levantada sobre una superficie de 7.000 metros cuadrados, la nueva tienda ha supuesto una inversión de 20 millones de euros y dará trabajo a más de doscientas personas procedentes de la comarca valenciana de la Safor.

Entre las medidas eficientes tomadas, se encuentra la instalación de placas solares en la cubierta del edificio, capaces de generar 100 kw de potencia y que darán como resultado una producción anual de162.421 kw, el equivalente al consumo de más de sesenta hogares españoles.

Además,  la iluminación en el interior del centro está hecha en su totalidad por bombillas de bajo consumo, todo el edificio se ha equipado con un sistema de aislamiento que reducirá el impacto del frío o el calor, y con el objetivo de reducir el consumo de agua, se recogerán y aprovecharan las aguas pluviales para reutilizarlas en baños y para el riego de parterres y jardines.

Medidas entre otras, que supondrán una reducción de 232 toneladas de CO2, lo mismo que absorbería una superficie de árboles equivalente a 95 campos de fútbol durante un año, y una disminución en el consumo energético de 530.620.04 Kw/año.

Leroy Merlin siempre se ha preocupado por el ahorro energético y el respeto por el medio ambiente. En su página web, por ejemplo, aconseja a sus clientes sobre cómo elegir el aparato más adecuado en función de las necesidades, darle un uso más eficiente o sacarle el mayor partido. Incluso ofrecen la posibilidad de medir las necesidades caloríficas o frigoríficas de las distintas estancias de un hogar.

Igualmente, su conciencia medioambiental ha llevado a Leroy Merlin  a ser la primera empresa española que se adhiere a la iniciativa sostenible del “WWF Grupo 2000”. Un proyecto promovido por Adena para grandes superficies de decoración, bricolaje y construcción con el fin de llevar a cabo una compra responsable de productos  forestales y evitar de este modo talas ilegales o dañinas para la naturaleza.

Ahora, con la apertura de la nueva tienda en Gandía, Leroy Merlin aprovecha para presentar el proyecto pedagógico “Eco-Opciones”. Un catalogo de productos orientados a la “utilización eficiente y sostenible de recursos naturales básicos como el agua o la energía”.