Los fancoils: una solución eficiente para el aire acondicionado

fan coil unit Climatización

Un sistema de fancoils, también conocidos como ventiloconvectores, son un sistema muy eficiente, cómodo y versátil para climatizar todo tipo de edificios, ya sean viviendas, edificios comerciales o negocios, entre otros. Por su sencillez de regulación y la gran variedad de opciones de instalación, se adapta prácticamente a cualquier necesidad y pueden combinarse con todo tipo de calderas, sistemas de enfriamiento o bombas de calor, entre otros.

 

Qué es un fancoil. Principio de funcionamiento

Un fancoil es un sistema de ventilación muy cómodo y eficiente que permite climatizar todo tipo de edificios usando sistemas de energías renovables, convencionales o bombas de calor. Un fancoil es un sistema de climatización tipo de agua-aire lo que quiere decir que la energía se transmite al equipo utilizando tuberías de agua caliente o agua fría, según el sistema sea de calefacción o de refrigeración. El elemento principal de un fancoil es un ventilador (en inglés fan), que sirve para impulsar el aire de la estancia a través de una batería de agua caliente o agua fría, enfriándolo o calentándolo hasta la temperatura deseada.

El caudal de aire impulsado y la temperatura se pueden regular de forma sencilla actuando sobre el caudal de agua que entra al equipo, mediante válvulas, y modificando la velocidad de giro del ventilador, por lo que es un sistema sencillo de regular, rápido y que aporta mucho confort al usuario.

Tipos de fancoils según la instalación

En función del tipo de instalación que se utilice, según tenga sistema de calefacción, refrigeración o ambos, los fancoils se clasifican en dos tipos, a dos tubos y a cuatro tubos.

  • Fancoil a dos tubos: es una instalación en las que hay una tubería de impulsión y otra de retorno y por ambas tuberías pasa agua fría y caliente, en función de si el equipo está en modo frio o en modo calor.
  • Facoil a cuatro tubos: en este tipo de instalaciones se usan dos tuberías para el agua caliente y otras dos para el agua fría, por lo que en el edificio puede haber sistemas trabajando en modo calefacción y otros en modo refrigeración. Por su tipología, es un tipo de instalación más cara que un sistema a dos tubos, pero ideal en edificios donde pueden presentarse a la vez zonas que requieran calefacción y otras que requieran refrigeración. Esto es muy común en edificios terciarios, centros comerciales u hospitales, entre otros.

En ambos casos se trata de una instalación muy versátil, ya que usando una misma unidad terminal se puede suministrar frío o calor a la estancia climatizada, con la flexibilidad que esto supone.

 

Tipos de fancoils

Según el tipo de instalación los fancoils pueden clasificarse en varios tipos:

  • Suelo
  • Pared
  • Techo
  • Conductos
  • Cassette

Habitualmente existe una confusión entre lo que es un split y un fancoil, por su similitud, pero la principal diferencia entre estos equipos es que un fancoil es un equipo agua-aire en la que el agua circula y un split es un sistema aire-aire que usa fluido refrigerante.

 

Los fancoils: eficiencia y comodidad

El sistema que proporciona agua caliente o agua fría al fancoil pude ser de muchos tipos, incluyendo calderas de gas natural de alta eficiencia, sistemas de biomasa o de energía solar térmica o bombas de calor. Esto permite obtener una gran eficiencia energética al poderse usar sistemas de energías renovables o de alta eficiencia energética de forma combinada, y todo ello con una unidad terminal que es fácil de regular, proporciona confort y se adapta a muchos usos.

La solución más eficiente y cómoda es optar por una bomba de calor ya que al ser un sistema reversible permite usar el fancoil en modo calefacción y en modo refrigeración, con la versatilidad que supone. Además, una bomba de calor posee un elevado COP o factor de utilización, que oscila habitualmente entre 2,5 y 4, lo que quiere decir que por cada unidad de electricidad usada se obtienen entre 2,5 y 4 unidades de calor o frío de forma gratuita, con la gran eficiencia que esto supone. Esta fuente de calor puede ser además completamente renovable como en el caso de la aerotermia o la geotermia.

 

Los fancoils, por su versatilidad, confort y comodidad, son una solución de climatización ideal para todo tipo de viviendas y edificios, y permiten que puedas contar con calefacción y refrigeración de alta eficiencia sin necesidad de instalar otros sistemas adicionales.

 

                      New Call-to-action