Paneles solares térmicos: cómo elegir la opción adecuada

panel solar térmico Climatización

El uso de paneles solares térmicos permite generar agua caliente, para muchos tipos de usos, con un coste cero y aprovechando energía renovable, todo ello sin ninguna emisión de gases de efecto invernadero.

Por ser el agua caliente muy utilizada en todos los ámbitos, tanto residenciales como industriales, los paneles solares térmicos pueden ser usados en múltiples aplicaciones ofreciendo una solución económica, eficiente y con una larga vida útil.

Tipos de paneles solares térmicos

Fundamentalmente existen tres tipos de paneles solares térmicos que se usan para producir agua caliente en entornos industriales y residenciales. Existen otros sistemas de producción, como los colectores de concentración, pero su uso está orientado a aplicaciones de alta temperatura, por ejemplo en centrales termosolares, donde se produce energía eléctrica.

Los colectores solares térmicos pueden ser de tres tipos básicos:

  • Sin cubierta
  • Panel solar térmico de cubierta plana
  • Tubos de vacío y heat pipes

Recientemente ha comenzado a usarse una tecnología mixta que son los colectores solares mixtos fotovoltaicos térmicos, que generan electricidad y agua caliente de forma sinérgica.

Paneles solares sin cubierta

Son los sistemas más simples, consisten en un serpentín por el que circula agua que es calentada por el sol. Poseen un rendimiento muy bajo, pero son muy económicos y se usan, principalmente, para calentamiento de agua en piscinas exteriores. Este uso permite alargar la temporada de baño notablemente y hace más agradable la temperatura del agua.

Paneles solares de cubierta plana

Son el tipo más abundante, extendido y económico. Se basan en un serpentín por el que circula el fluido y que está dentro de un compartimento, muy bien aislado, recubierto de una cubierta plana transparente. La radiación solar incide en el serpentín y en la superficie absorbente produciendo agua caliente. La cubierta reduce las pérdidas y aumenta el rendimiento. La temperatura de salida del agua en estos colectores no suele superar los 70ºC si se desea tener un rendimiento adecuado, por lo que son idóneos para usarse en producción de ACS, climatización de piscinas o para apoyo a calefacción, especialmente por suelo radiante.

Esto hace que, unido a su bajo coste, sea el tipo más extendido.

Paneles solares de tubo de vacío y heat pipes

Los tubos de vacío, como su nombre indican, se basan en varios tubos en los que se ha hecho el vacío por los que circula un fluido. Al no haber aire, las pérdidas se reducen mucho, y aumenta la temperatura de salida del agua. Tienen menor rendimiento que los planos a nivel general, pero permiten obtener temperaturas de hasta 100ºC e incluso superiores con los heat pipes. Los heat pipes son un tipo particular de tubo de vacío que contiene en su interior una sustancia que se evapora y se condensa cediendo calor al fluido, son los que permiten obtener mayores temperaturas y requieren menos superficie disponible que los planos.

Por ello, este tipo de colectores son usados en aplicaciones para calefacción, usos industriales o donde no hay mucho espacio disponible.

Los paneles solares térmicos mixtos

Los paneles solares térmicos – fotovoltaicos están formados por dos sistemas de energía solar: una placa fotovoltaica y un sistema de serpentines que actúan como refrigerante produciendo agua caliente. Con esta tecnología sinérgica se logra producir en un único panel solar energía eléctrica y energía térmica y al reducirse la temperatura del colector, por la refrigeración del agua, el rendimiento del sistema fotovoltaico aumenta.

El inconveniente que tienen estos sistemas, además de su mayor coste, es que tienen baja producción de agua caliente por lo que deben pensarse como una solución de aprovechamiento del calor siempre y cuando esta no sea la necesidad principal.

Paneles solares térmicos: una solución ideal para cada uso

Eligiendo la tecnología y tipo adecuado de panel solar térmico podemos generar agua caliente de forma gratuita y sin emisiones que servirán para reducir el consumo de combustible y electricidad o incluso eliminarlo totalmente.

Es fundamental conocer el uso del calor para poder elegir el sistema que permita obtener las temperaturas requeridas y, además, hacerlo con el mayor rendimiento posible. Existen sistemas adaptables a usos residenciales, industriales y terciarios, por lo que no hay excusa para no instalar estos sistemas, con una gran rentabilidad, sea cual sea el sector de aplicación.

 

New Call-to-action