“Queremos que los ciudadanos disfruten del Jardín Vertical”

Eficiencia energética

Hasta hace poco tiempo todos teníamos muy claro cuál era el aspecto de un jardín… y no había ninguna duda de que sería un espacio horizontal, ¿verdad? pues ahora ya no parece tan claro… Los jardines verticales se han convertido en una propuesta habitual en el ámbito de la arquitectura. Además de darle al paisaje un aspecto mucho más agradable, funcionan como sistemas de ahorro energético y respeto medioambiental.

El Jardín Vertical que el estudio de arquitectura Barbarela ha proyectado para construir en la antigua Fábrica de Tabacos de Alicante, es un ejemplo de ello.

El Canal de Eficiencia Energética ha hablado con Barbarela y esto es lo que nos ha contado.

 

Canal de Eficiencia Energética: Recuperar una construcción y hacerlo de la forma más sostenible posible debe ser una tarea complicada, ¿cómo surgió la idea de proyectar un edificio como este?

Barbarela: La Fábrica de Tabacos es un recinto de 30.000m2 situado en el centro de Alicante, en el que se han ido edificando construcciones desde el s.XVIII. Actualmente está en desuso y el Ayuntamiento de Alicante ha comenzado su rehabilitación con el objetivo de crear el complejo cultural Las Cigarreras.

La primera actuación que se está desarrollando es la recuperación de tres naves industriales exentas de principios del s.XX. El arquitecto responsable de su rehabilitación construyó una estructura metálica para albergar todas las instalaciones necesarias de las mismas, con la intención de ocultar la medianera del edificio colindante.

Nuestra primera propuesta fue crear una fachada que combinara vegetación con la información de las actividades culturales del centro, convirtiendo la estructura en un elemento singular dentro del espacio público del conjunto de la Fábrica de Tabacos de Alicante.

Sin embargo, el desarrollo del proyecto permitió pasar de una fachada vegetal ornamental a la creación de un espacio público transitable en altura. Este nuevo espacio público estaba pensado como un recorrido didáctico que ofrecía un muestrario de la vegetación de la provincia de Alicante.

C.E.E.: ¿Por qué un jardín vertical?

B.: En Barbarela tenemos especial interés en desarrollar proyectos de espacio público que permitan a todos los ciudadanos disfrutar del máximo de calidades posibles.

Este proyecto plantea diversos aspectos que van desde el diseño al uso social: el acceso es a través de un jardín trasero umbrío y húmedo que conseguirá crear un pequeño microclima fresco donde refugiarse del sol y el calor en verano.

El resto de niveles sirven para acumular contenedores con vegetación de porte entre 1.20 y 2.20m que mejorará la calidad del aire y a su vez servirá de laboratorio de jardinería vinculado a los cursos municipales que se organicen desde la nave cultural de Las Cigarreras y como  vivero urbano para que el Ayuntamiento pueda trasplantar los ejemplares grandes a otros lugares de la ciudad.

Además, la parte superior del jardín está destinada a información cultural, en esta primera fase a través de lonas y para un futuro próximo a través de una pantalla lumínica de leds digital. Esta pantalla digital estaría controlada desde el centro cultural y además de dar información de las actividades del centro, serviría como pantalla digital gigante para talleres y eventos más experimentales.

C.E.E.: ¿Es este un proyecto de rehabilitación complicado?

B.:El proyecto de Jardín Vertical se hace sobre una estructura nueva cuya única dificultad ha sido guardar la distancia adecuada para respetar la cimentación del edificio de viviendas colindante y la demolición de la antigua tapia al recinto de la Fábrica de Tabacos.

Por otro lado, tenemos otros proyectos en marcha, que sí que plantean el concepto de jardín vertical como rehabilitación de medianeras en malas condiciones. La apuesta consiste en plantear una estructura metálica que consolide un edificio en malas condiciones, pero que sea reutilizada como espacio verde vertical.

C.E.E.: ¿Cómo se adapta un edificio como éste a la ubicación en la que se encuentra?, ¿no supone un cambio muy radical para el paisaje urbano?

B.:El edificio nace de la idea de tratar la medianera del edificio de viviendas colindante al recinto de la Fábrica de Tabacos: un gran muro ciego de 370m2 que a través de este proyecto se transforma en un elemento singular en la ciudad.

El proyecto plantea varias cuestiones de transformación en relación al lugar, como la oportunidad de transformar una medianera en un elemento vivo en una ciudad con un escaso patrimonio vegetal. También pone de relieve una voluntad de revitalizar la zona, así como el planteamiento de la ejecución del proyecto de una manera industrializada, haciendo referencia a la memoria del lugar, a la actividad que en las naves se desarrollaba y que forma parte del patrimonio social y cultural del barrio.

Naturalmente supone un cambio radical para el paisaje urbano, pero no nos parece que ello tenga una connotación negativa. Creemos que por todo lo anteriormente explicado el proyecto es sensible al lugar y está pensado para revitalizar el barrio y poner en valor el magnífico complejo arquitectónico de la Antigua Fábrica de Tabacos de Alicante.

C.E.E. ¿Qué hace diferente a este edificio en materia de eficiencia energética y sosteniblidad?

B.:La ejecución del proyecto está planteada a partir de condicionantes básicos de sostenibilidad: construcción industrializada, mecanizada, materiales reciclables y desmontables, y lo más importante: con un alto grado de reversibilidad, tanto por el uso como por la posibilidad de que algún día pudiera transformarse o desaparecer.

Por otro lado, el proyecto de vegetación está planteado con la misma filosofía: plantas de alta resistencia al clima y bajo consumo de agua, colocadas en contenedores industriales de vivero, transportables, intercambiables, sustituibles y con un sistema de drenaje realizado a partir de casetones recuperables de forjado reticular reciclados.

La vegetación seleccionada es casi en su totalidad perenne con un alto contenido en masa vegetal que ayudará a depurar la contaminación urbana aportando oxigeno durante todo el año.

El circuito de riego se plantea como un circuito controlado de fertirrigación por goteo, a partir de un aljibe que recoge las aguas de lluvias, y cuyo sobrante es reutilizado para el riego de la jardinera posterior en cota de acceso.  Para evitar la evapotranspiración inmediata, las plantas están protegidas por un filtro geotextil que evita también que el viento se lleve la tierra, y se consigue mantener la humedad acumulando una fina capa de agua en los casetones recuperables.