Fotovoltaica

¿Fracaso del Real Decreto de autoconsumo?

Los periódicos de información económica anunciaban durante las primeras semanas del mes de marzo que una vez promulgado el Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo, solo unas pocas instalaciones se habían dado de alta en el registro público del Ministerio de Industria, Energía y Turismo creado al efecto.

Fotovoltaica

Los inversores solares y su papel en la energía fotovoltaica

Una instalación solar fotovoltaica sirve para generar energía eléctrica que se puede utilizar para verter energía a la red eléctrica o para alimentar un sistema autónomo o como sistema de apoyo para una instalación conectada a red, lo que se conoce como autoconsumo, por ejemplo, en viviendas o industrias. Los paneles solares fotovoltaicos son el elemento principal de cualquier instalación fotovoltaica pero los inversores son un equipo básico ya que transforman la corriente continua, generada por los paneles, en corriente alterna, para poder ser utilizada en cualquier equipo conectado a la red eléctrica.

Climatización

Los fancoils: una solución eficiente para el aire acondicionado

Un sistema de fancoils, también conocidos como ventiloconvectores, son un sistema muy eficiente, cómodo y versátil para climatizar todo tipo de edificios, ya sean viviendas, edificios comerciales o negocios, entre otros. Por su sencillez de regulación y la gran variedad de opciones de instalación, se adapta prácticamente a cualquier necesidad y pueden combinarse con todo tipo de calderas, sistemas de enfriamiento o bombas de calor, entre otros.

Fotovoltaica

Los paneles solares monocristalinos: tecnología y aplicaciones

Los paneles fotovoltaicos son equipos para producir energía eléctrica usando la radiación solar y están formados por agrupaciones de celdas fotovoltaicas, que pueden ser de diferentes tecnologías según el tipo de panel. Estas celdas se conectan en serie para obtener la tensión de salida requerida y en varias ramas en paralelo para aumentar la corriente obtenida. Los tipos más comunes de células fotovoltaicas son las monocristalinas y las policristalinas, siendo las monocristalinas las que presentan un mejor rendimiento y potencia por unidad de superficie.

Climatización

La refrigeración por absorción: qué es y dónde se usa

Los sistemas de refrigeración por absorción utilizan como equipo para producir frío una máquina de absorción, que es un equipo que permite obtener bajas temperaturas, para todo tipo de aplicaciones, pero usando agua caliente o calor como alimentación, frente a un sistema convencional que usa electricidad. Esto permite obtener una solución eficiente y que puede poner en valor calor residual o generado con energías renovables, entre otras opciones.

Climatización

Componentes de un sistema de aerotermia

La aerotermia cuenta como equipo principal con una bomba de calor aerotérmica, que es el sistema encargado de extraer la energía gratuita del aire para posteriormente transferirla al interior del edificio que climatiza, usando un sistema de aire o de agua, con la flexibilidad que ello aporta. Además, es una solución que permite climatizar el edificio de forma integral, con calefacción, refrigeración y producción de ACS, todo ello en un único sistema.

Climatización

Los sistemas de calefacción por aerotermia: ahorro y confort

La climatización con bombas de calor aerotérmicas es una solución eficiente, cómoda y barata para climatizar cualquier edificio, todo ello además usando una energía renovable y contribuyendo con ello a la sostenibilidad. Además, podrás contar con la opción de tener calor y frío con el máximo equipo y tendrás el máximo confort en todo momento, por la facilidad de regulación.

Rehabilitación y Confort

Reforma de la vivienda para ahorrar energía

Reformar una vivienda permite no solo mejorar sus condiciones estéticas y de habitabilidad sino que además es una oportunidad única para reducir la demanda energética, mejorar su etiquetado energético, aumentar su valor de mercado y ahorrar, como consecuencia de la disminución drástica en los costes de climatización e iluminación en el edificio.