Eficiencia energética

Instalaciones de gas natural: aspectos a tener en cuenta

El gas natural es uno de los combustibles con una implantación más extensa y de más fácil acceso de los que el usuario o consumidor tiene a su disposición. La amplia red de gaseoductos, las redes de distribución, las conexiones internacionales y los centros de gasificación en los principales puertos del país han convertido a España en un territorio completamente gasificado.

Ahorro para pymes

El Gas Natural Licuado: una revolución en el acceso al gas natural

La red de gas natural convencional, usando sistemas de gasoductos, es cada vez más amplia y abastece puntos más remotos del territorio nacional, pero, pese a ello, sigue sin alcanzar todas las zonas. Además de la imposibilidad de hacerlo por cuestiones logísticas, el elevado coste de aumentar mucho la red de distribución de gas haría inviable que pueda sostenerse económicamente.

Naturgy

Transporte de mercancías a gas

En el futuro, el transporte de mercancías por carretera y por barco será impulsado mediante gas natural. Hoy el gas ya es el principal combustible alternativo para vehículos pesados por carretera.

Movilidad sostenible

Hay razones para elegir coches GNC

La decisión de compra de un vehículo se fundamenta en multitud de factores. Unos claramente objetivos y otros muchos dependientes de elementos menos tangibles. Los vehículos ligeros y los coches GNC además de la mera justificación de la necesidad de uso suelen precisar razones adicionales, ya sea por la novedad de la oferta, de las dudas respecto al gas natural comprimido o sobre la utilización y uso de los mismos.

Naturgy

Gas natural: ventajas y desventajas

El gas natural es un combustible, o una fuente energética, de origen fósil, formado principalmente por metano, aunque también suele contener una proporción variable de hidrocarburos ligeros como el etano, butano o propano, y trazas de hidrocarburos más pesados.

Naturgy

El gas natural como alternativa para un transporte público eficiente

El gas natural es uno de los combustibles con más proyección para los próximos años. Se utiliza en el sector del transporte en dos estados diferentes, al menos en su fase de almacenamiento ya que en la combustión se encuentra siempre en sus estado gaseoso, en forma de gas natural comprimido, GNC, y como forma natural licuado o GNL.