Tipos de puntos de carga para el coche eléctrico

punto de carga coche electrico Movilidad sostenible

El uso de vehículos eléctricos, principalmente de los coches eléctricos, es una tendencia al alza y sin duda representará el sistema principal de movilidad en los años venideros.

Por ello, cada vez se demanda más la instalación de un punto de carga para el coche eléctrico, que pueda ubicarse en el lugar en que reside el propietario o en su lugar de trabajo, para poder cargar de forma cómoda, rápida y segura su coche eléctrico. Principalmente podemos distinguir sistemas de recarga individuales y colectivos, en función de si el punto de recarga es de uso exclusivo por un único propietario o de si puede usarse por varios usuarios diferentes.

 

Sistemas de carga de coche eléctrico individual

En el caso de un punto de recarga de uso individual, por ejemplo, un usuario de un coche eléctrico que vive en una vivienda unifamiliar o que posee un garaje privado (por ejemplo, un local) elegirá como punto de recarga de su coche eléctrico un punto de recarga individual, siendo su uso privado por un único propietario.

Dado que esta instalación se ubicará en un edificio, debe de cumplir unos requisitos específicos:

  • Proporcionar la carga en el periodo de tarifara eléctrica más baja
  • Detectar en qué estado de carga está el coche y desconectarlo cuando finalice
  • Conectar y desconectar el vehículo con comodidad y seguridad
  • Parar la carga si es necesario
  • Permitir la carga del vehículo sin que se demanden potencias elevadas o que pongan en riesgo la instalación

Para instalaciones individuales de punto de carga de coche eléctrico, generalmente para viviendas e instalaciones particulares, la solución más sencilla de instalar y con unas prestaciones adecuadas, es usar sistemas caja de recarga en pared que se suelen conocer por Wallbox. La gran ventaja de este sistema es su bajo coste, la sencillez de instalación y que no se requieren realizar obras complejas.

 

Instalación eléctrica para recarga individual

La normativa regulatoria para los sistemas de recarga individual es el Reglamento Electrotécnico de Baja tensión, en su ITC-BT-52 (Instrucción técnica reglamento de baja tensión), que detalla las características en viviendas unifamiliares o en parkings con garaje particular. La opción de instalación es muy rápida y sencilla puesto que se usa el contador de la vivienda o del edificio. En caso de que se requiera potencia adicional se puede aumentar la potencia contratada fácilmente.

 

Puntos de carga de coche eléctrico para varios usuarios: recarga de vehículo eléctrico en garajes comunitarios

Si se desea instalar un punto de carga de coche eléctrico en un garaje comunitario, se debe aportar una solución a los vecinos y usuarios para cargar el vehículo en su domicilio.

La gran diferencia con una vivienda o propiedad individual es que varios usuarios pueden usar el sistema de recarga por lo que se debe de contar con método de identificación del usuario y la correspondiente tarificación del coste de recarga.

 

Principales soluciones para recarga colectiva

Tal y como hemos remarcado, en una instalación de carga de coche eléctrico usada por varios propietarios, debemos instalar un sistema que cuente con identificación del usuario, pudiendo ser de tipo monopunto o multipunto, con el sistema de medida de energía integrada.

Simon, dentro de su gama de sistemas de recarga ofrece una solución global para este tipo de instalaciones, que engloba los componentes eléctricos, de regulación y control, de medida y de tarificación.

Si el punto de carga del coche eléctrico se comparte entre varios usuarios se debe incluir el sistema de identificación de usuario para realizar el abono, existiendo múltiples soluciones cómodas, versátiles y efectivas. Por ejemplo, una opción muy sencilla es usar una tarjeta prepago RFID u otro sistema de pago que repercutirá el coste al usuario en función del horario, tarifa, tiempo de recarga etc.

Con todo este abanico de soluciones la recarga del coche eléctrico ya es una realidad sencilla de instalar en viviendas colectivas o individuales, con capacidad para adaptarse los requisitos específicos y con gran facilidad de uso. El despliegue y existencia de sistemas de carga del coche eléctrico es uno de los primeros requisitos para popularizar el uso de este sistema de transporte ya que, habitualmente, la ausencia de puntos de recarga en zonas cercanas y dentro del ámbito de uso habitual, hace que muchos potenciales usuarios no se planteen todavía comprar un coche eléctrico.

 

New Call-to-action