Una nueva opción para rehabilitación de fachadas: pintura aislante termica

pintura aislante terminca Rehabilitación y Confort

La pintura aislante térmica es una de las opciones más elegidas para tratar de forma superficial los desperfectos a la hora de hacer una rehabilitación de fachadas y cerramientos. 

En el post de hoy vamos a hablar de la pintura aislante térmica, a la que también  conocemos como pintura cerámica, y que ahora tiene muchas aplicacionespero en un principio estaba pensada para el sector aeroespacial. Pero hoy en día, sin embargo, se usa para muchas aplicaciones diferentessobre todo para la rehabilitación y para elementos decorativos

 

Características de la pintura aislante térmica 

Este tipo de pintura cuenta con características que la convierten en una buena alternativa, ya que se trata de un elemento especial, flexible, y que está fabricado con nanopartículas a partir de una emulsión acrílica que funciona como soporte y a la que se le añaden microesferas huecas  de cerámica que crean cámaras de aire para un aislamiento térmico perfecto y la ruptura del puente térmico. 
Así, además de comportarse como aislante térmico, también puede tener propiedades antibacterianas, antipolvo e inodoras. Pero sin duda su función principal es la de guardar el calor de una estancia o mantenerlo a raya, según la época del año. De hecho, se puede decir que un milímetro de espesor de pintura aislante térmica puede equivaler a 6 centímetros de aislante de lana de roca, con la diferencia de que ahorramos espacio, peso y otros elementos. Por eso, es perfecta para ser utilizada tanto en exteriores como dentro de la propia vivienda. 

 

Pintura aislante térmica en exteriores 

Su aplicación en la parte externa del edificio consigue beneficios como estos: 

  • Bloqueo de la radiación solar que incide mediante fenómenos de reflexión y refracción, lo que favorece que se consigan temperaturas interiores agradables en invierno y más frescas durante el verano. 
  • Ofrece una capa de protección ante agresiones del exterior, que además protege los componentes de los cerramientos y las envolventes. 
  • Es resistente al moho, y consigue estancias más saludables y libres de este elemento. 
  • Puede aplicarse sobre hormigón, yeso y otros sistemas. 

 

Pintura aislante térmica en exteriores

Además de sus características para zonas externas, también cuenta con ventajas para el interior de los edificios, que pueden servir para muchos objetivos diferentes: 

  • Anticondensación: Evita que aparezcan humedades y mohos interiores y reduce el escape de calor, por lo que se mejora la eficiencia energética de la vivienda y su clasificación, y a la vez se revaloriza. 
  • No se queman ni se inflaman, y así se mejora su comportamiento ante el fuego y la seguridad del conjunto del edificio. 
  • Tiene un buen comportamiento acústico, y contribuye a la mejora del confort. 
  • Es lavable y se puede aplicar junto a otros tratamientos de la superficie. 

La pintura aislante térmica tiene muchas aplicaciones diferentes, por eso se está convirtiendo en una alternativa tan elegida. Además de en edificios residenciales, la pintura aislante térmica también se puede aplicar en instalaciones industriales, como, por ejemplo, para aislar silos de almacenamiento, contenedores o tuberías de fluidos y mantenerlos en perfecto estado durante más tiempo. 

 

Manual de eficiencia energética en Rehabilitación de edificios