Vidrio fotovoltaico: solución estética y eficiente para edificios

vidrio fotovoltaico Fotovoltaica

El vidrio fotovoltaico es una solución para la construcción en edificios que permite obtener las ventajas de la generación fotovoltaica usando vidrios que además integran un gran acabado estético con una adecuada resistencia. Esta solución permite generar energía renovable sin necesidad de tener que instalar otros sistemas o paneles adicionales, con la reducción de costes y espacio que ello implica.

El vidrio fotovoltaico es una solución para la construcción en edificios que permite obtener las ventajas de la generación fotovoltaica usando vidrios que además integran un gran acabado estético con una adecuada resistencia. Esta solución permite generar energía renovable sin necesidad de tener que instalar otros sistemas o paneles adicionales, con la reducción de costes y espacio que ello implica.

 

El vidrio fotovoltaico: características y componentes

El vidrio fotovoltaico es un sistema basado en un vidrio convencional que integra un revestimiento fotosensible que cubre el vidrio de modo que este revestimiento, que puede además presentar distintos grados de transparencia, sirve para generar energía eléctrica a partir de la energía solar.

La electricidad generada puede ser consumida en la red local de electricidad, en forma de autoconsumo energético en el edificio, o ser vertida a la red eléctrica, funcionando de esta forma como una planta fotovoltaica convencional.

Los componentes

En el caso del vidrio fotovoltaico existen muchos tipos de tecnología de fabricación, pero a nivel general los paneles de vidrio fotovoltaico se componen por una fina capa de silicio amorfo o cristalino, ubicado entre dos vidrios convencionales, y con una separación muy pequeña, del orden de milímetros. Este material se fabrica utilizando técnicas de alta precisión, con buenas propiedades mecánicas, y tienen una larga resistencia y vida útil, pudiendo ser comparable al vidrio convencional en cuanto a duración. Además de estas ventajas, por las características del vidrio y de las células usadas, tienen la gran ventaja de que incluso con cielos nublados siguen siendo altamente eficientes y producen una cantidad de energía eléctrica sustancial.

 

Generación de energía con vidrio fotovoltaico

El vidrio fotovoltaico genera energía eléctrica de forma similar a un panel fotovoltaico convencional, de forma que ha de contar con el resto de componentes habituales en una central fotovoltaica tales como sistema de control y regulación, inversor o transformadores, entre otros.

El vidrio fotovoltaico pude ser de tipo amorfo o cristalino.

Vidrio fotovoltaico de silicio amorfo

Usando como tecnología silicio amorfo se consigue una solución de compromiso perfecta entre estética y funcionalidad ya que, desde el punto de vista puramente mecánico, este vidrio fotovoltaico ofrece un comportamiento similar al de cualquier vidrio arquitectónico tradicional debido a que puede ser usado para recubrir cualquier zona de la envolvente de un edificio. Además, produce electricidad de origen renovable y gratuita. Con ello y en función de la superficie utilizada se puede llegar a satisfacer el total de la demanda energética del edificio y por sus propiedades es el material ideal para fachadas, lucernarios, marquesinas o muros. Esta tecnología presenta un rendimiento muy elevado bajo condiciones de radiación difusa y con altas temperaturas, lo que lo hace idóneo para casi cualquier zona climática del mundo.

Vidrio fotovoltaico de silicio cristalino

El vidrio fotovoltaico que integra como sistema de generación silicio cristalino tiene una gran potencia energética por superficie instalada y se puede utilizar en cubiertas y lucernarios, pero por sus características y flexibilidad a la hora de instalarse puede usarse en cualquier zona del edificio.

En cuanto a resistencia se comporta de la misma manera que un vidrio arquitectónico convencional, y además de generar energía renovable mejora la envolvente térmica del edificio gracias a sus excelentes propiedades aislantes.

 

Integración del vidrio fotovoltaico en la edificación

Los vidrios fotovoltaicos, al ser un vidrio similar al utilizado en edificación, puede usarse en muchas aplicaciones en edificación, como por ejemplo en fachadas de edificios, muros cortina, lucernarios, parkings, marquesinas e incluso mobiliario urbano. Estos paneles de vidrio fotovoltaico son una solución ideal para sustituir los materiales convencionales en la construcción de edificios porque además de producir energía, lograr mejoran la estética de los edificios por sus buenos niveles de transparencia y capacidad de personalización, pudiéndose usar con diversos colores y tamaños dependiendo del proyecto arquitectónico.

 

El vidrio fotovoltaico: estética y energía renovable en un único sistema

El vidrio fotovoltaico es una solución única y de gran valor añadido para ser usado en edificios ya que permite integrar la generación de energía renovable con el uso de un material constructivo, aportando valor estético, reduciendo el coste de inversión y eliminando la necesidad de estructuras o sistemas adicionales para colocar los paneles fotovoltaicos.

 

Guía de energía fotovoltaica